Griñán cree que Andalucía "no se puede quejar" de las inversiones que recibirá del Estado y rechaza confrontar con cc.aa

Actualizado 19/09/2007 16:50:10 CET

Apunta que en los Presupuestos de la Junta de 2008 se priorizará ayudar a las familias "con economías más débiles"

SEVILLA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, consideró que en la Junta de Andalucía "no nos podemos quejar" de las inversiones que recibirá la Comunidad desde el Estado a través de los Presupuestos Generales, y rechazó confrontar con ninguna comunidad autónoma, ya que "no tenemos problemas con que se cumpla el Estatuto catalán".

En unas declaraciones en el programa 'La entrevista', de Canal Sur TV, recogidas por Europa Press, el consejero recordó que la propuesta para recibir inversiones del Estado para Andalucía se centran en obtener una inversión pública equivalente a la población de la comunidad, el 17,8 por ciento del total nacional, durante siete años consecutivos, consignados con nivel de inversión presupuestaria y con nivel de ejecución.

"Hay que ser respetuosos con el Estatuto de Cataluña y con el de Andalucía, que se deben cumplir", agregó el consejero, quien lamentó que "a otras comunidades les moleste esto". Griñán también abogó por "ser coherentes con nuestras necesidades" y recordó que durante los ocho años del Gobierno del PP, "Madrid fue la comunidad autónoma que más recibió de los PGE, con más del 20 por ciento del total de inversiones, por encima de su participación en el Producto Interior Bruto (PIB) y siendo más pequeña en población que Andalucía, y eso no fue motivo argumental para Andalucía".

"No me molesta que se invierta en otra comunidad, nosotros sólo queremos lo que le corresponde a Andalucía", añadió.

El consejero apuntó que desde Andalucía "no tenemos problemas en que se cumpla el Estatuto catalán" y apuntó que en 2008 Andalucía puede recibir un "anticipo" de la llamada 'deuda histórica', que, según recordó antes del 20 de septiembre de 2008 debe estar cuantificada. Además, "recibirá más dinero de los fondos estructurales, es decir, tendremos más dinero procedente de la UE, así como el mayor volumen de inversión de los últimos diez años", de forma que "no me puedo quejar".

Griñán no se mostró de acuerdo con la política de priorización presupuestaria hacia los inmigrantes a la hora de abordar la modificación de los criterios de población en el sistema de financiación, algo considerado "absurdo" por el consejero y que, a su juicio, "puede llevar a conclusiones xenófobas y peligrosas". Asimismo, recordó que la economía española "ha crecido gracias a la contribución de los inmigrantes".

El consejero también habló de los Presupuestos de la Junta para 2008, donde se priorizará "ayudar a las familias que más lo necesiten y con economías más débiles", incluso "estableciendo discriminación por niveles de renta en algunas prestaciones".

"Queremos ayudar a las familias que más puedan sufrir, por defecto de ingresos o por exceso de gastos, dándoles apoyo para que sus niveles de consumo en la sociedad se mantengan como hasta ahora", agregó el consejero, quien apuntó que en el presupuesto se prestará atención y se impulsará la creación de guarderías, la atención a los discapacitados y mayores mediante el desarrollo de la Ley de Dependencia, además de abogar por la estabilidad laboral y la prevención de accidentes en el trabajo.

SITUACION DE CRISIS FINANCIERA.

El consejero indicó que en la elaboración de las cuentas para 2008 "se ha tenido en cuenta la situación de la crisis financiera" y una serie de premisas y en la que se ha contemplado la situación "más sólida" que existe en España, que nos permite poder afrontar mejor los posibles problemas".

De esta forma, auguró que el crecimiento "no será el mismo y se crearán menos empleos pero no se suprimirán puestos de trabajo" y calificó el presupuesto de la Junta como "moderadamente expansivo" y en el que habrá crecimiento en algunas partidas.

Insistió en que este presupuesto "será austero y estable" y explicó que en materia de gasto "creceremos un poco menos y el proceso de creación de empleo no será tan fuerte como en los pasados años".

"En economía lo importante son los sentimientos más que la realidad y es importante transmitir confianza a la gente", agregó el consejero, para el que existen "serios fundamentos para pensar que esa confianza tiene base, y aunque hay incertidumbres debe haber confianza".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies