Griñán critica que el Gobierno acuse a la Junta andaluza de "mala gestión"

Griñán
EUROPA PRESS/PARLAMENTO ANDALUZ
Actualizado 25/01/2012 12:06:26 CET

"Ganar o perder las elecciones es importante, pero la verdad es más importante y lo más importante de todo es Andalucía", proclama

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha acusado al Ejecutivo de Mariano Rajoy de actuar con "deslealtad institucional" por "acusar sin fundamento" a la Junta de "mala gestión cuando tiene un endeudamiento tres veces más bajo que el de otras comunidades autónomas" y que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, de poner "no sé si por intereses electoralistas" en el punto de mira la solvencia de Andalucía, "que no ha pedido al Gobierno ni un euro, ni un aval y ni una sola ayuda".

Griñán ha lanzado este mensaje durante su intervención inicial en el debate de balance de legislatura que acoge el Parlamento andaluz a dos meses de las elecciones autonómicas, en el que ha garantizado que la Junta va a seguir exigiendo al Gobierno central, "porque es imprescindible, igualdad de trato y lealtad institucional, que implica no discriminar entre comunidades en función de su color político".

Deslealtad institucional, según Griñán, es que se acuse sin fundamento a Andalucía de una mala gestión, cuando tiene un endeudamiento tres veces mas bajo que el de otras comunidades, o que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, haga unas declaraciones, "con el escudo de España detrás y no sé si por intereses electoralistas", situando en el punto de mira de la solvencia a Andalucía, "que no ha pedido al Gobierno ni un euro ni un aval ni una sola ayuda".

RAJOY DEBE EXPLICAR LA INCIDENCIA DEL RECORTE DE 8.915 MILLONES

"Ganar o perder las elecciones es importante, pero la verdad es más importante y lo más importante de todo es Andalucía", ha sentenciado el presidente de la Junta, que también ha destacado que la lealtad implica que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, explique con detalle cómo va a afectar a Andalucía el "recorte" de 8.915 millones de euros anunciado en el Consejo de Ministros del 30 de diciembre y la reducción en el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI). "Exigimos lealtad y equidad en la aplicación de reglas que rigen el actual modelo de financiación", ha recalcado.

Durante su intervención, Griñán ha indicado que, sin duda, Andalucía no se ha podido mantener al margen de crisis económica y financiera que ha asolado a todo el país y a Europa, y ha recordado que cuando la economía crecía, en esta comunidad se ahorraba, mientras que otras regiones aumentaba el endeudamiento según datos oficiales del Banco de España. Así, ha apuntando que en los cuatros años anteriores a la crisis, Andalucía cerró sus cuentas con un superávit total de 3.500 millones, mientras que el resto de comunidades cerraban esos ejercicios con un déficit acumulado de 5.200 millones.

A su juicio, si todas las comunidades hubieran hecho lo que hizo Andalucía en esos años, España tendría ahora 18.000 millones de euros menos de endeudamiento. En este sentido, ha indicado que, se diga lo que se diga por cualquier "profeta de la catástrofe", Andalucía tiene ventajas ya que en las época de crisis y en la de crecimiento mantuvo la coherencia de sus cuentas públicas. Ha explicado que en los tres ejercicios de esta legislatura ya cerrados (2008 a 2010), se ha reducido el gasto no financiero en un 7,5 por cieno, mientras que en el resto de comunidades ha aumentado en el 2,5 por ciento.

SUBIDA DE IMPUESTOS ANTES DE ELECCIONES Y "DANDO LA CARA"

El presidente andaluz ha defendido igualmente la gestión de su gobierno, aludiendo a la subida de impuestos "meses antes de unas elecciones y dando la cara en el Parlamento", al tiempo que ha reducido el gasto no financiero, "muy por encima de otras comunidades, sin recortar derechos".

"Hemos hecho el trabajo que debíamos hacer", según Griñán, quien ha apuntado que su Gobierno está claramente comprometido con el cumplimiento de los objetivos de déficit y con la senda de estabilidad fiscal, pero tiene claro que "el gasto público es un estímulo necesario para el crecimiento económico y para crear riqueza y empleo".

Para Griñán, no es lo mismo aumentar el endeudamiento cuando la deuda es baja, que cuando ésta es alta. Ha destacado que Andalucía ha mantenido su endeudamiento por debajo del endeudamiento medio del resto de comunidades. Ha indicado que el debate económico está siendo "trucado" y hoy estamos en la economía de las centésimas y hablando de algo que siendo importante no es lo único importante.

"Vamos a hacer la estabilidad presupuestaria, pero no basta", ha sentenciado el presidente andaluz, para quien si no hay estímulos económicos desde el sector público, la economía no funciona. Ha defendido que hay que ajustar la estabilidad presupuestaria a la evolución del ciclo económico.

CUATRO AÑOS "MUY DIFÍCILES"

Griñán, que ha manifestado que al final de la legislatura se necesita un debate político de altura que ofreciera a la ciudadanía "información veraz" sobre la situación de la comunidad, ha indicado que los últimos cuatro años han sido, sin duda, "muy difíciles" para los andaluces, en los que la crisis económica ha tenido "durísimas consecuencias" sobre el empleo y las expectativas de la ciudadanía.

En su opinión, la evolución económica tras las elecciones generales del 20N ha puesto de manifiesto que la crisis es "real e internacional y que no se soluciona con un simple cambio de gobierno". Ha expresado su preocupación por el hecho de que se llega al final de la legislatura "sin resolver el problema financiero y encerrados en un debate, que como no lo miremos en toda su dimensión, puede hacer perder de vista el fondo del problema", en referencia al debate del déficit público, la estabilidad presupuestaria y la consolidación fiscal.

"Parece que lo único que importa es suprimir el déficit público, pero no debe ser lo único, porque el déficit público no es la causa de la crisis y del desempleo", según Griñán, quien no cree que solo con la consolidación fiscal se vaya a crear empleo. Ha indicado que, para algunos, el déficit parece haberse convertido en la "disculpa de sus propios engaños y mentiras", en alusión al Gobierno del PP. "Parece que las elecciones se convierten a veces en una especie de moratoria de su verdad y de sus intenciones", ha apuntado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies