Griñán defiende tratamiento transitorio de la UE para Andalucía en términos financieros para ir hacia la competitividad

Griñán comparece en el Palacio de San Telmo
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA/ARCHIVO
Actualizado 02/02/2013 12:13:34 CET

Afirma que esta comunidad constituye una "prueba de éxito" de la Política de Cohesión, gracias a inversiones y a buena gestión de la Junta

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha defendido que Andalucía reciba un "tratamiento transitorio específico en términos financieros" por parte de la Unión Europea, "que garantice una salida gradual hacia el objetivo de competitividad".

En un artículo publicado por Boletín del Comité de las Regiones de la UE de enero, el presidente señala que Andalucía constituye una "prueba de éxito" de la Política de Cohesión de la Unión Europea, gracias a las inversiones europeas y a "la buena gestión" del Gobierno andaluz.

Añade que si hace 25 años el sistema económico y productivo andaluz se encontraba en transición y necesitaba un fuerte impulso, el desarrollo regional presenta actualmente "una notable evolución" y ha agregado que durante esas dos décadas y media, los fondos Feder ha servido "de motor para responder a los retos y oportunidades presentados, ayudando a Andalucía a lograr la convergencia con la media de la UE".

Como datos, ha puesto de manifiesto que el peso de la inversión en I+D+i en el PIB regional se ha multiplicado por 3,4; la cuota de energía eléctrica producida por energías renovables se ha más que duplicado, y las infraestructuras han experimentado una gran expansión", al tiempo que las políticas sociales han crecido a la par que el desarrollo económico y la población activa se ha multiplicado por dos. El presidente ha destacado que el PIB per cápita de la región "se ha multiplicado por cinco".

Para Griñán, gracias a Europa, a la Política de Cohesión y al Feder, los andaluces "disfrutamos de mejores infraestructuras de transporte y energía, mayor acceso a las nuevas tecnologías, un medio ambiente más cuidado, empresas más competitivas y productivas y una sociedad más cohesionada y próspera".

Por esta razón, según el jefe del Ejecutivo, Andalucía sigue muy de cerca las negociaciones del nuevo Marco Financiero Plurianual 2014-2020, dentro del debate del presupuesto europeo. Así, la comunidad, según ha precisado, encara el nuevo período de programación "con la tranquilidad del trabajo bien hecho, afrontando la salida del objetivo de convergencia y los efectos de la coyuntura económica europea".

En este sentido, ha querido dejar claro que Andalucía apoya "firmemente un tratamiento transitorio específico en términos financieros que garantice una salida gradual hacia el objetivo de competitividad" y valora que se recoja la creación de una categoría de "Regiones en Transición" que permita un proceso de avance hacia la competitividad lo menos traumático posible, consolidando los resultados obtenidos y fortaleciendo la estructura económica.

Asimismo, José Antonio Griñán se ha congratulado del incremento de la "Red de Seguridad" propuesto por el Consejo para las regiones que, como Andalucía, salen por primera vez del objetivo de convergencia. "Confiamos que este mecanismo, junto con la nueva categoría de 'Regiones en Transición', permita evitar situaciones de riesgo desde el punto de vista financiero y económico", ha expresado.

CRECIMIENTO INTELIGENTE

Para el presidente de la Junta, en el nuevo Marco Financiero resulta clave la estrategia Europa 2020 para conseguir un crecimiento inteligente, sostenible e integrador que ayude a las regiones a salir fortalecidas de la crisis. "Siguiendo las recomendaciones de la estrategia, Andalucía afronta el futuro con el conocimiento y la innovación como base del desarrollo económico y productivo", ha apuntado.

Ha manifestado que su Gobierno entiende como necesaria la concentración de esfuerzos, defendiendo la conexión entre el apoyo financiero de la Política Regional y las posiciones relativas de las regiones en relación con los objetivos Europa 2020. A su juicio, es necesario articular coherentemente estos propósitos con el esfuerzo requerido en las zonas más distantes de la media europea y, para ello, se ha trasladado la necesidad de contemplar distintos indicadores que maticen la posición de desarrollo económico de las regiones en transición.

Para Griñán, en el año europeo de los ciudadanos, es necesario reivindicar el papel de la Política de Cohesión como motor de desarrollo económico, social y territorial de la UE y de sus ciudadanos. Ha precisado que alcanzar los objetivos Europa 2020 exigirá que todas las regiones se involucren activamente y Andalucía, ejemplo de voluntad europeísta y de aprovechamiento de los fondos europeos, "está preparada para afrontar dicho desafío".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies