La Guardia Civil aconsejó moverse unos metros a tres pesqueros que querían faenar justo delante del puerto de Gibraltar

Actualizado 18/05/2012 16:24:19 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Una de las patrulleras de la Guardia Civil que escolta a los pesqueros españoles en aguas próximas a Gibraltar han aconsejado esta noche retirarse unos metros a tres embarcaciones que pretendían faenar justo delante del puerto gibraltareño después de que las autoridades británicas les llamasen la atención porque obstaculizaban la salida y el acceso de los barcos, han informado a Europa Press fuentes conocedoras de las labores de vigilancia del Instituto Armado.

Este ha sido el único conato de incidente de la noche con las autoridades gibraltareñas, según estas mismas fuentes. Tres barcos pesqueros españoles se aproximaron a escasos 50 metros del puerto con la intención de echar las redes para faenar. En ese momento las autoridades gribraltareñas les advirtieron de que en ese lugar no podían pescar y que además estaban obstaculizando la posible entrada y salida de los barcos en el puerto.

Una de las patrulleras de la Guardia Civil medió en la situación aconsejando a los barcos españoles que se desplazasen unos metros a norte o sur para seguir pescando, pero sin taponar el acceso al puerto de Gibraltar. La reacción de los pescadores fue abandonar definitivamente la zona tras alegar que era justo en ese lugar donde querían faenar y que ante la imposibilidad para hacerlo preferían marcharse.

La Guardia Civil indica que la tónica general de la noche con las autoridades de Gibraltar ha sido de "cortesía" y "normalidad". Según las mismas fuentes, el Instituto Armado ha movilizado dos patrulleras que de manera exclusiva prestan servicio de vigilancia ante posibles incidentes entra la flota pesquera española (53 embarcaciones de La Línea y a otras seis de Algeciras) y Gibraltar.

El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ha asegurado estar "abierto al diálogo" para resolver el conflicto pesquero que está afectando a los marineros de Bahía de Algeciras (Cádiz), y considera que la solución está "a un pelo de solventarse".

Así lo ha expresado en una entrevista a Onda Cero, recogida por Europa Press, donde ha resaltado la necesidad de "no vulnerar la legalidad medioambiental" de la colonia, por lo que ha abogado por una ley "nueva".