El guardia civil condenado a seis meses de cárcel por faltar dos días al trabajo denuncia haber sufrido una injusticia

Actualizado 05/11/2006 12:35:35 CET

La Asociación Independiente de la Guardia Civil pide desvincular a la Benemérita de los tribunales militares

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El guardia civil Francisco Oviedo Zabala, quien ingresó ayer en la prisión de Alcalá Meco (Madrid) para cumplir una pena de seis meses de cárcel dictada por el Tribunal Militar por ausentarse dos días de su puesto de trabajo, ha denunciado que no le parece "justo" que metan a alguien en la cárcel por este motivo.

"Parece mentira que todavía en el año 2006 por faltar un día al trabajo y justificado metan a una persona seis meses en la cárcel, no me parece justo", se quejó Oviedo Zabala en declaraciones a Europa Press Televisión a su llegada en la tarde de ayer al aeropuerto de Barajas, antes de entrar en prisión.

Oviedo Zabala faltó dos días al trabajo en 2001 aquejado de una gastroenteritis tras informar por teléfono a las autoridades pertinentes de que no acudiría a su puesto, pero no presentó la correspondiente baja laboral por enfermedad.

Según la sentencia de la sala de lo Penal del Tribunal Militar Territorial Cuarto a la que tuvo acceso Europa Press, Oviedo Zabala ha sido condenado por cometer un delito de "desobediencia en acto de servicio de armas", penado en el artículo 102 del código penal castrense.

Según explicaron fuentes de la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC) a Europa Press, este delito está penado con hasta dos años y medio de cárcel, pero el Tribunal Supremo ha decidido rebajar la condena hasta los seis meses.

"En vez de darme de baja solamente acudí al médico, presenté mi parte de asistencia médica y como tenía dos días libres aproveché para recuperarme y seguir trabajando", explicó el afectado. Cuando abandonó su puesto, estaba casado y pensaba en tener un hijo. Ahora, cinco años después, se ha separado pero es el responsable del hijo de dos años y medio que tuvo con su ex mujer.

"De la manutención del niño se va a tener que hacer cargo la madre", explicó Oviedo Zabala, que afirmó que lo que más le preocupa es que "el chiquillo va a estar sin su padre seis meses". Para que el niño no se entere de que su padre está en prisión, la familia ha decidido contarle que su padre se ha ido a Palencia a trabajar.

Según explicó, lo primero que hizo al enterarse de la noticia el pasado martes fue sentarse. "Casi me vengo al suelo", recordó. "Luego, pues inmediatamente comunicarle las cosas a mis familiares, a mi ex mujer y empezar a arreglar papeles, porque todo el mundo tenemos gastos, tenemos pagos y me quedo sin poder afrontarlos", explicó.

ASIGC PIDE DESVINCULAR LA BENEMÉRITA DE TRIBUNALES MILITARES

La Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC) exigió una nueva ley disciplinaria de la Guardia Civil para que se desvincule a la Benemérita de los tribunales militares cuando no se trate de dirimir situaciones relacionadas con actividades militares.

Las fuentes de la asociación consultadas insistieron en reclamar al PSOE "que cumpla sus compromisos electorales" con la creación del Estatuto de Derechos y Deberes de la Guardia Civil en la presente Legislatura, para evitar sentencias como la de Ovidio Zabala, que calificaron de "totalmente injusta y desproporcionada".

"Este compañero no ha robado ni ha matado a nadie, no tiene sentido que le metan en la cárcel por faltar al trabajo para ir al hospital", lamentaron desde la asociación, tras resaltar que no cabe recurso al fallo. "Ahora lo único que le queda es pedir el indulto o recurrir al Tribunal de Estrasburgo", subrayaron.

Oviedo Zabala agradeció a todos sus compañeros el apoyo que le han brindado y se mostró convencido de que están haciendo todo lo posible "por ver si se puede suprimir la sentencia y si no, por lo menos que sea yo el último que entrar por algo así".

NO ES EL PRIMER CASO

El caso de Francisco no es el primero que ocurre de estas características. El portavoz de la Asociación Independiente de la Guardia Civil, Carlos Espinosa, afirmó que "situaciones aberrantes como éstas han sucedido y vienen sucediendo dentro de la Guardia Civil" y demandó que se desvincule a la Benemérita de los tribunales militares.

"Se está aplicando el código penal militar para asuntos policiales, y, por lo tanto, asuntos totalmente civiles, y hay cuestiones que no deberían de ir más allá del ámbito laboral, del ámbito disciplinario normal, que ya están pasando a la jurisdicción militar, lo que lleva consigo penas de prisión que como en el caso de Francisco no deberían haber pasado de una amonestación verbal", explicó.

Según Espinosa, el hecho de que a la Guardia Civil se le aplique el código militar provoca "situaciones totalmente aberrantes". "El mismo hecho que dentro de la Policía Nacional supone una simple infracción disciplinaria que puede ser la pérdida de un día de empleo y de sueldo, en la Guardia Civil puede costar hasta seis meses o más de prisión militar por el mismo hecho", dijo.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies