Guerra avisa de que no se puede cambiar la Constitución para agradar a los nacionalistas que nunca estarán satisfechos

El diputado socialista Alfonso Guerra
EUROPA PRESS
Actualizado 05/12/2014 21:30:19 CET

Replica a Susana Díaz que si el título VIII fuera "letra muerta" ella no sería presidenta de Andalucía

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión de Presupuestos del Congreso, Alfonso Guerra, ve bien la propuesta del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de crear una subcomisión parlamentaria para abrir el debate sobre una reforma federal de la Constitución, pero ha advertido de que ésta no se puede cambiar para agradar a los nacionalistas porque éstos "nunca podrían estar satisfechos". Además, cree que para aplicar en España las normas de funcionamiento de un Estado federal tendría que lograrse una "lealtad institucional" que ahora no existe.

Así lo ha afirmado Guerra en el desayuno que ha organizado este jueves en el Congreso la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP), un foro que ha aprovechado para tildar de "irracional" la reacción del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ante la oferta de sentarse a hablar de retoques en la Carta Magna que le ha lanzado el máximo responsable del PSOE.

A su juicio, Rajoy podría censurar el método de la subcomisión planteada por Sánchez, pero no tiene sentido que replique exigiendo al PSOE una propuesta cerrada de reforma cuando lo que defiende Sánchez es sentarse a hablar de la misma y no ir con un texto pretederminado. "Rajoy ha tenido una escapada de poca entidad", ha dicho.

Guerra cree que lo ideal sería seguir el sistema que se utilizó en 1977 cuando cada partido elaboró su propia propuesta y a partir de ahí empezaron a discutir para acabar consensuando. En cualquier caso, ha asegurado que modificar una Carta Magna "no es baladí" y que, habida cuenta de que ahora "no hay mucho entendimiento" entre los partidos, si no "más bien confrontación", se torna "muy difícil" cambiarla.

Tras dejar claro que él "no es enemigo" de hacer cambios y que incluso tiene redactada su propia propuesta para modificar 70 u 80 artículos, Guerra ha enfatizado que ese debate no debe abrirse si el objetivo es "dar satisfacción a un grupo determinado de políticos muy señalado en el mapa y en la posición ideológica" porque los nacionalistas "nunca podrían estar satisfechos".

FALTA LEALTAD INSTITUCIONAL

También ha señalado que, pese a que España está "más descentralizada política y económicamente que muchos estados federales" sus normas de funcionamiento no son las de un Estado federal y que para que éstas puedan aplicarse tendría "que haber una enorme lealtad institucional" entre las distintas administraciones que ahora "no es muy frecuente".

Además, Guerra ha añadido que "a lo mejor no es fácil" tocar el Título VIII de la Carta Magna, que engloba la estructura del Estado, porque "cada uno tiraría para su lado". En este sentido, se le ha preguntado si comparte la afirmación de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de que este título constitucional es "letra muerta".

"No es una expresión muy afortunada. Si se refiere a que hay que cambiarlo puede tener razón, pero esa letra está tan viva como que ella es presidenta porque si no, no lo sería", ha replicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies