Guerra avisa al PSC de que no puede seguir poniéndose "de perfil" porque "competir en la pista de otro es perder"

Los dirigentes del PSC Manuela de Madre, José Montilla y Miquel Iceta
PSC
Actualizado 05/12/2014 22:11:34 CET

Llama a "convencer" ante el independentismo y ve necesario una "sociedad civil que defienda la ley y la verdad"

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión de Presupuestos del Congreso, Alfonso Guerra, ha advertido este jueves al PSC de que "competir en la pista de otro es siempre perder" y ha incidido en que la solución al conflicto en Cataluña pasa por dos cosas: el respeto a la ley y el "convencer" de que la independencia no es lo mejor. En este contexto, defiende que el PSC deje de "ponerse de perfil" ante la consulta porque, desde su punto de vista, los socialistas catalanes "o cambian la estrategia o cambian el partido".

Durante su intervención en un desayuno organizado en el Congreso por la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP), el veterano diputado socialista ha señalado que en Cataluña "nadie ha hecho una gran fuerza para convencer" y contrarrestar los argumentos de los nacionalistas partidarios de la independencia.

Desde su punto de vista, no lo ha hecho el PP, "porque allí no tiene crédito", y tampoco el PSC "ha querido hacer esa labor", lo que dificulta solucionar el asunto "desde la política". Por eso, cree que es "necesaria una sociedad civil que esté dispuesta a defender la ley y defender la verdad".

MANIPULAN A LA GENTE Y ALGUNOS PICAN

"Muchos allí saben que la verdad es otra y no lo hacen", se ha lamentado Guerra, quien hace hincapié en que hay que rebatir el "España nos roba" que, a su juicio, han utilizado los partidarios de la consulta para "manipular" a parte de la sociedad con la ayuda de determinados medios de comunicación públicos y privados. "Si durante años se le está diciendo a la gente que España nos roba, algunos picarán", ha dicho.

Guerra ha recurrido a un episodio que vivió durante la tramitación de la reforma del Estatuto catalán, cuando gente del mundo de la cultura en esa comunidad le reconoció que no podían criticar esa norma porque si lo hacían los les "volvían a llamar" para darles trabajo. "Allí el que no se ponga de perfil va muy mal" porque te llaman "anticatAlán" y el PSC está en esa situación tan "complicada y difícil", ha reconocido.

NO QUIEREN QUE LES DESPIERTEN POR LA NOCHE

"Los compañeros el PSC viven en esa cosa tan terrible: Quieren no estar en la posición de CiU, pero tampoco quieren que los despierten por la noche", ha resumido, para recalcar a reglón seguido que "esa estrategia no conduce a ninguna parte porque competir en la pista de otro es siempre perder".

Según Guerra, el PSC hasta ahora "no ha encarado de manera seria" esta situación y debería hacerlo. En este punto, ha puesto el ejemplo del expresidente de la Generalitat y senador del PSC, José Montilla, quien ha señalado que si procesan a su sucesor, Artur Mas, por la consulta del 9N, él le apoyará porque es su presidente. "¿Y si acusan a Rajoy, y si acusan a Pujol, también estará con ellos?", le ha preguntado, rechazando la "ceguera" y la "incondicionalidad" que, a su juicio, demuestra Montilla.

LA QUERELLA, VICIADA POR SÁNCHEZ CAMACHO

Aunque ha insistido en que la situación que se vive en Cataluña la ha creado Mas, que "ha decidido violar la ley" y llegar hasta la "teatralización del referéndum" que tuvo lugar el pasado 9 de noviembre, ha señalado que también se puede "criticar" la actuación del Gobierno de Rajoy y lo que "ha dejado de hacer".

Respecto a la polémica generada por la querella que la Fiscalía va a presentar contra Mas y otras dos miembros de su Gobierno, Guerra ha indicado que está "viciada" en su "origen" porque la primera que anunció su interposición fue la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho. "Eso lo ha estropeado todo", ha apostillado.

En su opinión, "si los fiscales piensan que existen indicios de delito los políticos tienen muy poco que decir o hacer" porque así es como se hacen las cosas en "democracia" y así es como ocurría, según ha recalcado, durante los Gobiernos de Felipe González.

Guerra ha vuelto a tirar de anécdotas para recordar que cuando "dos fiscales calanes, uno de ellos ahora de nuevo de moda --ha dicho-- decidieron que debían procesar a Jordi Pujol por el caso de Banca Catalana", el entonces presidente de la Generalitat culpó al "Gobierno de Madrid" cuando aquel Ejecutivo no sabía "nada" de ese asunto.

"Fijénse cómo el tiempo lo destroza todo: Pujol salió al balcón en la Plaza de Sant Jaume a decir que iban a ser ellos los que iban a hablar de ética, y ya lo tenía guardado", ha añadido, en referencia a la fortuna que el presidente catalán tuvo oculta durante años en Suiza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies