Gurría (OCDE) recuerda ante Santamaría la exigencia ciudadana de rendición de cuentas y lucha contra la corrupción

Actualizado 15/07/2013 13:53:20 CET

La vicepresidenta reivindica "la buena política" como única forma de superar la crisis económica

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha recordado este lunes ante la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que el nivel de exigencia ciudadano en materias como la rendición de cuentas, el buen uso de los recursos o la lucha contra la corrupción es "mayor que nunca".

Gurría ha pronunciado estas palabras durante la inauguración de un seminario sobre reforma de las administraciones públicas que se ha celebrado en el Senado y en la que también participaban Sáenz de Santamaría y el presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero.

El secretario general de la OCDE ha explicado que los estudios de su organización revelan que "una de las grandes preocupaciones" del ciudadano es la calidad del Gobierno de su país, que debe ser "abierto, íntegro y responsable".

"El nivel de exigencia ciudadano en materia de transparencia, de responsabilidad en el buen uso de los recursos, de lucha contra la corrupción o de rendición de cuentas es mayor que nunca en todas partes", ha subrayado antes de celebrar que así sea porque "los servidores públicos se deben a los ciudadanos".

En este contexto, ha reconocido que la Ley de Transparencia que se está tramitando en el Parlamento español "va en esa dirección" y también ha alabado el informe elaborado por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas, que ha reconocido que no es un asunto "sexy" pero sí tendrá consecuencias positivas positivas para el país a largo plazo.

Gurría ha reconocido el "esfuerzo admirable" realizado por España en la puesta en marcha de reformas estructurales y ha avisado de que "nunca se termina la tarea". Y aunque ha reconocido que en España se está "muy cerca" de haber "dejado atrás los grandes esfuerzos", ha insistido en que "hay que perseverar".

En este contexto, Sáenz de Santamaría ha reivindicado "la buena política" como "la única fórmula" para superar la actual crisis económica y ha defendido que el Gobierno está "cambiando la forma de hacer las cosas" y asentando las bases para un crecimiento económico "duradero y sostenible".

"Los condicionantes de la economía han cambiado, pero la receta a aplicar sigue siendo la misma: la buena política. Y esto tiene un denominador común, las reformas", ha sostenido la vicepresidenta antes de insistir en la ambición "reformista" del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

REFORMA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

El proyecto más amplio de estas reformas, según ha explicado, es la reforma de la administración pública, que tiene el objetivo de "mejorar el servicio público" pero sin "demonizar" lo realizado hasta ahora.

Así, Sáenz de Santamaría ha dejado claro que el Gobierno no responde a "pulsiones políticas ni territoriales" con esta reforma y sólo la ha puesto en marcha "por responsabilidad" y "sensatez".

También el presidente del Senado ha apuntado a la reforma de la administración como uno de los proyectos "ineludibles" de la actual legislatura para lograr que, "lejos de suponer una carga para el desarrollo económico", contribuya como "motor" de la economía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies