El CGPJ critica a De Rosa y pide "el cese" de declaraciones que "perturben la actividad jurisdiccional"

Actualizado 24/02/2009 15:04:38 CET

El ex vicepresidente pide "disculpas" tras decir que Garzón podría haber prevaricado por no inhibirse de la causa

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) criticó hoy las declaraciones realizadas por su vicepresidente, Fernando De Rosa, sobre la instrucción llevada a cabo por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el denominado 'caso Gürtel', y pidió "el cese de cualquier declaración que pudiera perturbar el sereno ejercicio de la actividad jurisdiccional".

El órgano permanente del Consejo aprobó, con el voto a favor de cuatro de sus miembros y la oposición de la vocal Almudena Lastra, una declaración en la que defiende que "ni desde el Consejo General del Poder Judicial ni desde otros Poderes del Estado o de sus instituciones pueden dirigirse indicaciones a ningún juez o magistrado sobre el contenido de las resoluciones que haya de tomar o no en un procedimiento determinado, ni sobre la dirección de dicho procedimiento".

De Rosa, ex conseller de Justicia en el Gobierno de Francisco Camps, señaló el pasado viernes en Canal 9 que el juez Garzón podría "estar pasando una línea roja muy importante, que es la prevaricación", en el caso de no inhibirse de la investigación a pesar de haber encontrado indicios de que cargos aforados podrían tener responsabilidad penal.

EVITAR "PRESIONES" A LOS JUECES

La declaración, que se refiere genéricamente a las declaraciones realizadas por De Rosa "sobre el procedimiento seguido ante el Juzgado Central de Instucción número 5 de la Audiencia Nacional", recuerda que el órgano de gobierno de los jueces tiene "la obligación primordial de velar para que los jueces y magistrados puedan ejercitar sus funciones con independencia".

Al mismo tiempo, destaca la necesidad de que el CGPJ se comprometa a "poner todos los medios a su alcance para evitar que los jueces y magistrados se vean sometidos a presiones que perturben el ejercicio de su función jurisdiccional o que pretendan orientarla en un determinado sentido".

"Esta defensa debe ser especialmente intensa cuando los atentados contra su independencia proceden de personas de relevancia política o institucional, de órganos o de otros poderes del Estado, ya que en estos casos también es especialmente intensa la capacidad de perturbar la independencia de los jueces y magistrados", destaca el texto, que ha contado con el respaldo del presidente del CGPJ, Carlos Dívar, y los vocales Margarita Robles, Manuel Almenar y Antonio Dorado.

Por su parte, Lastra defiende su voto en contra argumentando que la resolución debería especificar que De Rosa valoró "la actuación del magistrado" Baltasar Garzón y añadir que las indicaciones a los jueces o magistrados no deben realizarse "especialmente" desde el órgano de gobierno de los jueces.

DE ROSA SE DEFIENDE Y PIDE DISCULPAS

La Comisión Permanente también ha tomado conocimiento de las "aclaraciones" presentadas por De Rosa, que dirigió una carta en la que pedía "disculpas" a todos aquellos que hubieran podido sentirse "molestos o perjudicados" por sus declaraciones, que aseguró realizar "a título exclusivamente personal, respetando siempre de forma escrupulosa la independencia judicial, y teniendo en cuenta lo determinado tanto por el Código Penal como por la Ley de Enjuiciamiento Criminal".

De Rosa también asegura en su escrito que cree "profundamente" en la independencia del poder judicial y alega que "en ningún momento" ha pretendido "interferir en la actividad jurisdiccional" del juez Garzón.

El contenido de la declaración será sometido a la consideración del Pleno que se celebrará el próximo jueves al haberlo solicitado siete vocales del Pleno, seis nombrados a propuesta del PSOE (Félix Azón, José Manuel Gómez Benítez, Miguel Carmona, Carles Cruz, Manuel Torres-Vela y Almudena Lastra) y otra (Margarita Uría) a petición del PNV.