Gürtel.- El PSPV asegura que el Consell pagó una factura de 606.000 euros a Orange Market en el plazo de un mes

Ángel Luna Muestra Una Información Periodística En Una Rueda De Prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 16:59:26 CET

Luna explica que los compromisos pendientes de pago de la Generalitat suman 53.000 millones, "el sueldo de todos los valencianos en un año"

VALENCIA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo parlamentario socialista en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, ha asegurado este jueves que la Generalitat pagó una factura de 606.100 euros a la empresa Orange Market -- vinculada a la trama Gürtel--, por el diseño, montaje y desmontaje del stand de la Comunidad en Fitur de 2009, en el plazo de un mes.

Luna, en una rueda de prensa, ha indicado que "la trama Gürtel presentó una factura de 606.000 euros el 1 de junio de 2009 y la carta de pago es del 2 de julio de 2009". A su juicio, esto "contrasta con los impagos", un tema, que en su opinión, es "realmente preocupante para muchas empresas de la Comunitat Valenciana y para muchos ciudadanos".

Al respecto, el portavoz del PSPV ha criticado que "frente a todo este esperpento" el Ejecutivo valenciano "prácticamente no ha dicho nada". En este sentido, se ha referido a las declaraciones que realizó el pasado martes el vicepresidente del Consell y titular de Economía, Gerardo Camps, en las que culpó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de los retrasos e impagos de la Generalitat a los proveedores, por "los 633 millones del Fondo de Competitividad que nos debe".

Sin embargo, Ángel Luna ha destacado que "no es un tema de 633 millones de euros", ya que ha asegurado que los compromisos de pago de la Generalitat, con fecha de diciembre de 2010, ascienden a casi 53.000 millones de euros, lo que equivale "al suelo de todos los valencianos durante un año".

En concreto, los compromisos con cargo a ejercicios futuros de la Generalitat de 2009 suman 32.101 millones; a los que hay que añadir 3.000 millones de los que habla el Síndic de Comptres de compromisos no reconocidos de 2009; y otros 3.000 por facturas no reconocidas.

Por su parte, la previsión de incremento de los compromisos de 2010 se estima "muy a la baja", según Luna, en 5.000 millones de euros, mientras que, por último, la deuda a las empresas en 2010 reconocida en la previsión de los Presupuestos de la Generalitat para 2011 asciende a 9.610 millones de euros.

El dirigente socialista también ha hecho referencia al fondo de maniobra --diferencia entre el activo a corto plazo y el pasivo a corto plazo-- que, con datos de 2009, asciende a -7.906,26 euros, por lo que "no es extraño pensar que, en estos momentos, sean unos -10.000 millones".

Para Luna, "todo esto está lastrando de manera dramática las cuentas de la Generalitat". No obstante, ha denuncia que frente a esta situación el presidente del Consell, Francisco Camps, "solo ha hablado de este tema una vez", cuando hizo referencia a las quejas de los proveedores sanitarios y dijo que "subsisten gracias a su gobierno". El portavoz del PSPV ha tildado esta respuesta de "airada, dura e inaceptable".

Del mismo modo, ha criticado que el programa electoral del PPCV de cara a las elecciones del 22 de mayo "dice que todo esto ya está resuelto por el Plan de Austeridad y por el Plan de Agilización de Pagos" puestos en marcha por el Consell. "Hace falta tener mucha barra para decir esto, con los retrasos e impagos que hay", ha resaltado Luna.

EMISIÓN DE DEUDA

Asimismo, ha denunciado que, en los últimos 15 días, el Gobierno valenciano ha emitido 1.200 millones de euros de duda, cuando la deuda autorizada para todo el año 2011 es de 1.328 millones de euros. Por ello, Ángel Luna augura que, a partir del 22 de mayo, "no le quedará deuda que emitir", motivo por el que "si vuelve a ganar las elecciones Camps, no cobrará nadie o tardarán más de un año en cobrar".

El portavoz del grupo parlamentario socialista en las Cortes Valencianas ha hecho hincapié en que "quien ha ocasionado esta situación, no reconoce la gravedad y no da la cara" por lo que, a su juicio, "no a va a ser quien lo arregle".

Al respecto, ha resaltado que "no tiene ninguna intención de arreglar esta situación porque no tiene ningún propósito de enmienda". "No sé si tiene dolor de corazón por los que no cobran, pero no tiene ninguna política seria para abordar la situación", ha puntualizado.