PSPV insta a Barberá a acudir al juzgado si tiene "sospechas" sobre empresas en vez de "hacer imputaciones"

Actualizado 24/02/2009 17:02:03 CET

Alborch dice que "ningún gestor público debe esconder la cabeza ni tampoco sacar pecho ante la corrupción" y reclama "transparencia"

VALENCIA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El concejal del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia Juan Ferrer instó hoy a la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, a que "vaya directamente al juzgado" si "tiene alguna sospecha de alguna empresa" y "no se suba a un estrado como alcaldesa para hacer imputaciones", en alusión a las empresas que mencionó la primera edil por hacer campañas de publicidad para el PSOE y comunidades gobernadas por los socialistas, después de que el PSPV planteara 204 preguntas al pleno para saber si el consistorio contrató los servicios de alguna de las más de 200 firmas vinculadas a los imputados por el juez Baltasar Garzón en la operación Gürtel.

Respecto a las afirmaciones de la alcaldesa de que "la corrupción sólo tiene unas siglas políticas, que son las del PSOE", se refirió a algunos "ejemplos" como los de los concejales del PP Salvador Palop, a quien el entonces alcalde Ricard Pérez Casado evitó que "saliera del Ayuntamiento esposado"; Salvador Cardona, que era "concejal de Barberá" y "dimitió, entre otras cosas, por comprar material para sus concejalías a su empresa asociada"; Francisco Martínez de León, quien "también dimitió"; o Arturo Gascó, que se vio implicado en el 'caso Star' con su empresa de seguridad--, entre otros.

Ferrer se pronunció en estos términos durante la rueda de prensa en la que compareció para informar sobre la Comisión de Hacienda junto a la portavoz del PSPV en el consistorio, Carmen Alborch, quien resaltó que "ningún gestor público debe esconder la cabeza ni tampoco sacar pecho ante la corrupción".

El edil aseguró que la edil "no quiere hablar" de lo sucedido con Palop, Cardona, Martínez de León y Gascó, y pidió que "en lugar de tapar, haya luz y taquígrafos". "Si no hay nada, mejor, y si hay algo depúrense las responsabilidades que haya lugar, pero lo que no podemos hacer, no es de recibo y no se admite, es decir yo de mi corrupción no se nada, solamente la tienen ellos", sentenció.

Señaló que "no hace falta que escriba las 204 cartas" a las 204 empresas por las que se interesó el PSPV, sino que "basta con que escriba a los ocho imputados" que "tienen relación societaria" con estas compañías "para que les diga que sus nombres aparecen en 204 empresas y que ella los va a defender", en referencia, dijo, a Álvaro Pérez Alonso, Nuria Pérez Alonso, Cándido Herrero Martínez, Ramón Blanco Balín, Francisco Javier Pérez Alonso, José Luis Ulibarri, Pablo Crespo y Felisa Isabel Jordán.

En este punto, el concejal socialista criticó que en la actualidad "se descalifica a un juez de la Audiencia Nacional por instruir un sumario e iniciar un procedimiento, pero alguien que no es juez --en alusión a Barberá-- se puede permitir el lujo de imputar y descalificar al juez, pero calificarse ella".

"ROZA LA DESFACHATEZ"

Estimó que este hecho "roza la desfachatez" y agregó que, pese a entender "que Rita Barberá sea muy amiga de Francisco Camps", cuando comparece como alcaldesa "no es Rita Barberá, es la alcaldesa de Valencia, y tiene obligaciones con los ciudadanos e institucionales con la administración, como también las tiene con su partido, pero no son comparables --recalcó--, salvo que estemos una vez más en la confusión entre la administración y el patrimonio particular".

Por otra parte, Carmen Alborch se refirió a las críticas de Barberá por el supuesto "incumplimiento del Estado de Derecho" que, en su opinión, "se está pudriendo", e hizo hincapié al respecto en que "lo que perjudica al Estado de Derecho es no tener clara la separación de poderes y dedicarse a arremeter" y reivindicó que "tiene que haber la máxima información y la máxima transparencia posible en la gestión de los asuntos públicos".

En la misma línea, defendió que "ningún gestor público debe esconder la cabeza ni tampoco sacar pecho ante la corrupción". "Nosotros no prejuzgamos, preguntamos para saber y sobre todo, por la responsabilidad que tenemos ante la ciudadanía de ofrecer la máxima transparencia sobre las cuentas públicas y sobre la gestión pública", resaltó Alborch, quien sostuvo que el "objetivo" de los socialistas" siempre es la transparencia".

EL OBJETIVO ES LA TRANSPARENCIA

Alborch señaló así que el objetivo de sus preguntas al pleno sobre la relación del Ayuntamiento con empresas vinculadas a personas imputadas por la Audiencia Nacional en el caso Gürtel "es la transparencia, es poder tener información y poderla transmitir a la ciudadanía". "Cualquier gestor público debe estar preocupado e interesado por asegurarse de que no le salpique ningún caso en el que se pueda ver que hay ciertos visos de corrupción", agregó.

En cuanto a la respuesta del equipo de gobierno municipal, comentó que le "llama la atención" que Barberá "se haya sentido tan molesta por esas preguntas", y que "en el caso de algunas entidades relacionadas, se devuelvan las preguntas para formularlas ante los organismos correspondientes", como con la Fundación para la Innovación Urbana y la Economía del Conocimiento (Fivec), Valencia Convention Bureau, el Palacio de Congresos o Feria Valencia.

Sobre este punto, recordó que "la oposición que no está presente en estos organismos --salvo en el Palacio de Congresos--" y "le resulta muy difícil, por no decir imposible, preguntar directamente a estas entidades", por lo que recurre "a los máximos representantes en las mismas que son la alcaldesa o el primer teniente de alcalde, que son los que están legitimados para ello" para obtener esa información.