Hacienda controlará otros 4.500 millones de la Generalitat tras las negativa de Junqueras a cumplir la orden

Contador
Cristóbal Montoro en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
EUROPA PRESS

Actualizado 20/09/2017 14:50:46 CET

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

SIGUE EN DIRECTO LA ÚLTIMA HORA SOBRE EL REFERÉNDUM ILEGAL

Operativo de la Guardia Civil contra el núcleo duro de coordinación del referéndum

La decisión adoptada anoche por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por la que acuerda la no disponibilidad de crédito de la Generalitat de Cataluña en el gasto de los servicios no fundamentales de esta comunidad autónoma afecta a unos 4.500 millones de euros, según han informado a Europa Press fuentes de Hacienda.

Cristóbal Montoro ha adoptado esta decisión una vez que habían transcurrido las 48 horas que el Gobierno dio a Carles Puigdemont para que realizara un acuerdo de no disponibilidad de crédito de esa parte del Presupuesto que afecta a servicios no fundamentales. La decisión, que supone que la comunidad autónoma no podrá incurrir en más gastos de los previstos, se publicará mañana en el BOE y ha sido comunicada ya al Gobierno catalán.

Esta medida forma parte de la orden ministerial de Hacienda anunciada el viernes tras el consejo de ministros y publicada en el BOE del sábado 16 de septiembre. En ella, el Gobierno acuerda también asumir directamente el pago de las nóminas de la Generalitat y de los servicios fundamentales: Sanidad, Educación y Servicios Sociales.

Con la decisión adoptada anoche por Montoro para controlar los gastos en servicios no fundamentales, el Gobierno interviene 'de facto' la totalidad de las cuentas catalanas, ya que el Ejecutivo de Puigdemont tampoco podrá endeudarse a corto plazo sin la autorización del Miniserio. Hasta ahora la autorización del Gobierno solo la necesitaba para endeudarse a largo plazo.

MODELO DE CERTIFICACIÓN ENVIADA A GENERALITAT Y BANCOS

El Ministerio también remitió anoche al Ejecutivo catalán el modelo de certificación que tiene que rellenar y firmar la Intervención General de la Generalitat para poder liberar los pagos de las facturas y las nóminas, un modelo que también se les ha facilitado a las entidades financieras con el fin de que tengan toda la información sobre los requisitos para poder proceder a los pagos.

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, insinuó ayer que el Gobierno catalán podría pagar las nóminas de sus funcionarios. Sin embargo, fuentes de Hacienda ponían en duda que la Generalitat disponga de tanta liquidez como para realizar esos pagos porque es una comunidad autónoma con muchas competencias al contar con los Mossos d'Esquadra y la transferencia de Prisiones, por lo que la partida es muy elevada.

HACIENDA DETALLA POR CARTA LA NO DISPONIBILIDAD DE CRÉDITO

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha comunicado por carta a la interventora general de la Generalitat que, en virtud de la decisión de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos del pasado viernes y después de que la Conselleria de Economía no cumpliera el requerimiento del Gobierno de permitirle el acceso a todos sus movimientos de saldo, declara la no disponibilidad de créditos del Govern.

La misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, determina que tras la negativa del Govern a la supervisión de las cuentas catalanas por parte de Hacienda se determina la "no disponibilidad" de los saldos no comprometidos y obliga a la emisión de certificados de retención de crédito.

Ello también afecta a los créditos correspondientes a las transferencias de la Generalitat a otras entidades del sector público, una decisión que podría revocarse, añade la carta, "si se justifica la concurrencia de razones de urgente y extraordinaria necesidad".

La medida anunciada el viernes tras el Consejo de Ministros persigue tomar medidas "en defensa del interés general y en garantía de los servicios públicos fundamentales" de Cataluña, según detalla Montoro.

El Govern presentó el lunes ante el Tribunal Supremo un recurso contra la intervención de sus gastos por parte del Estado que el Alto Tribunal admitió a trámite pero sobre el que aún no se ha pronunciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies