Hacienda, Sanidad y Farmaindustria constituyen la Comisión de seguimiento del protocolo de colaboración

Publicado 27/04/2016 12:44:03CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los ministerios de Hacienda y Sanidad y la patronal Farmaindustria han constituído la Comisión de Seguimiento del Protocolo de colaboración que firmaron el pasado 4 de noviembre, con una primera reunión este mes de abril, según informa el Ministerio de Hacienda.

Las CCAA adheridas al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) están obligadas a suscribir el citado protocolo. Se trata de Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Islas Baleares, Aragón, Extremadura y Cantabria.

Todas ellas deberán adherirse al instrumento de apoyo a la sostenibilidad del gasto farmacéutico y sanitario previsto en la Ley General de Sanidad y deberán detallar medidas, "que deberán aplicar obligatoriamente si incumplen el límite de gasto sanitario", según explicó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro en su *última comparecencia en el Congreso de los Diputados.

En esta misma línea, tienen que adherirse al protocolo firmado el año pasado entre Hacienda y Sanidad con Farmaindustria, que establece un techo de gasto farmacéutico y hace un seguimiento para controlar el cumplimiento. Tendrán también que sumarse a acuerdos similares que se puedan acordar con otros agentes del sector.

Según Hacienda, con la puesta en funcionamiento de la Comisión de Seguimiento se facilita la puesta en marcha de las medidas previstas en el Protocolo de Colaboración entre la Administración General del Estado, a través de los ministerios de Hacienda y Sanidad, y la patronal Farmaindustria, se inicia el proceso para racionalizar el gasto en productos farmacéuticos, mejorando su eficiencia y procurando ahorros al Sistema Nacional de Salud, el acceso a fármacos innovadores y se busca garantizar la sostenibilidad de sistema.

El Ministerio explica que este Protocolo tiene por objeto la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, su mayor eficiencia, la racionalización del gasto farmacéutico público, facilitar el acceso de los pacientes a la innovación con equidad en todo el territorio español y la promoción de estas actividades "en un marco regulatorio predecible".

"La principal novedad --sostiene el departamento que dirige Montoro-- es la vinculación del gasto farmacéutico público con el Producto Interior Bruto, para limitar el gasto, sin limitar la prestación".

PODRA INCORPORARSE UN REPRESENTANTE DE CADA CCAA

La Comisión de Seguimiento del Protocolo está compuesta por dos representantes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, dos representantes del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y dos representantes de Farmaindustria. Adicionalmente, podrá incorporarse un representante por cada una de las Comunidades Autónomas que se adhieran al instrumento de apoyo a la sostenibilidad del gasto farmacéutico y sanitario previsto en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad.

Según el Ministerio de Hacienda, las Comunidades Autónomas que se adhieran al instrumento de apoyo "podrán beneficiarse de los protocolos, lo que garantizará el acceso efectivo de todos los pacientes a las citadas innovaciones".

El Protocolo se articula en dos tipos de medidas de colaboración en materia de sostenibilidad y de acceso de los pacientes a la innovación, que surten efecto transcurrido un año desde la firma de protocolo sin perjuicio de que se habilite su aplicación anticipada en función de la evolución observada.

MEDIDAS DE SOSTENIBILIDAD

Por lo que se refiere a las primeras medidas, las de sostenibilidad, se establece que si el gasto correspondiente al segmento de medicamentos originales (no genéricos) superase los niveles de la tasa de referencia del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de medio plazo de la economía española prevista en la Ley Orgánica 2/2012, se establecerán medidas compensatorias y correctoras en favor del Sistema Nacional de Salud.

Se trata de medidas que, según una nota de Hacienda, "no suponiendo una transferencia monetaria, sí sean de interés para la economía española y para el Sistema Nacional de Salud: programas de seguimiento de pacientes polimedicados, mejora de la variabilidad en la prescripción o programas de adherencia al tratamiento, que ayuden a racionalizar el uso del medicamento".

Si el gasto en medicamentos originales superase la tasa de crecimiento del PIB real de la economía española, a las actuaciones anteriores se añadirían las compensaciones monetarias correspondientes al exceso de crecimiento sobre el PIB real en el tramo relativo a la industria. Para ello, la Comisión de Seguimiento tendrá que establecer los criterios. Estas transferencias serán distribuidas a las CCAA.

MEDIDAS DE ACCESO DE PACIENTES A LA INNOVACION

En el segundo grupo de medidas están las de aceso de los pacientes a la innovación, que engloban medidas de seguimiento periódico que llevarán a cabo el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y Farmaindustria con indicadores comunes y procurando --dice la nota-- que "siempre que la sostenibilidad del sistema lo permita" se reduzcan los plazos para resolver la financiación pública y la fijación de precios de los nuevos medicamentos del Sistema Nacional de Salud, así como vigilar el acceso efectivo de los pacientes de todas las CCAA en condiciones de igualdad.

GASTO FARMACEÚTICO CRECIO UN 3,3% SIN CONTAR LA HEPATITIS C

Según los indicadores de gasto farmacéutico y sanitario correspondiente al año 2015, publicado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, el gasto total de las administraciones públicas en productos farmacéuticos y sanitarios ascendió a 20.800 millones de euros, de los que 20.300 millones correspondieron a Comunidades Autónomas.

Este volumen supone un incremento del 9,2 por ciento respecto al año 2014, aunque descontando el efecto del crecimiento por los nuevos fármacos para el tratamiento de la hepatitis C, el crecimiento del gasto en productos farmacéuticos y sanitarios habría sido del 3,3 por ciento en el total de las Administraciones Públicas.

Los representantes ministeriales y de Farmaindustria también han analizado el uso de la factura electrónica y la evolución de los períodos medios de pago en productos farmacéuticos.