Hacienda de Vizcaya se encargará de cobrar la deuda por el impago de impuestos de la izquierda abertzale en Ondarroa

 

Hacienda de Vizcaya se encargará de cobrar la deuda por el impago de impuestos de la izquierda abertzale en Ondarroa

Actualizado 08/08/2008 14:49:25 CET

La deuda suma 2,3 millones y, desde ahora, el Ayuntamiento delega en la Diputación la competencia de recaudar los impuestos locales

BILBAO, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Ondarroa, gobernado por una gestora, y la Diputación de Vizcaya han llegado a un acuerdo por el que la Hacienda de este territorio se encargará de cobrar la deuda de unos 2,3 millones acumulada por el impago de impuestos por parte de simpatizantes de la izquierda abertzale. A partir de este momento, la institución foral se encargará de la competencia de recaudación de impuestos locales.

Esta decisión fue adoptada en el Pleno del Ayuntamiento, celebrado el pasado de 30 de julio, ante la situación creada desde hace años por la decisión de simpatizantes de la izquierda abertzale de ejercer "insumisión fiscal". En concreto, la deuda acumulada desde hace dos o tres años por el impago de impuestos se eleva a unos 2,2 o 2,3 millones.

En Ondarroa se tuvo que constituir una gestora para gobernar el municipio, ya que la presión ejercida por la izquierda abertzale, impidió que se conformara el Ayuntamiento con los ediles elegidos. Únicamente, el representante del PP recogió su acta como concejal. Ante la imposibilidad de constituir el Consistorio, se creó una gestora presidida por Félix Arambarri, de la que también forma parte la ex secretaria del EBB del PNV, Josune Ariztondo.

El acuerdo, publicado ayer en el Boletín oficial de Vizcaya, supone la delegación de competencias en materia de gestión recaudatoria ejecutiva de ingresos de derecho público a favor de la Diputación foral de Vizcaya y que llevará a cabo esta labor, a través del Servicio de Recaudación de la institución foral.

En función de este acuerdo se delegan varias competencias, entre ellas las actuaciones del procedimiento administrativo de apremio. Asimismo, se acuerda que será la Hacienda vizcaína la encargada de "liquidar y exigir" los intereses de demora de la deuda apremiada, a partir de la finalización del periodo extraordinario de ingreso de la deuda.

Además, el acuerdo incluye proponer al Ayuntamiento de Ondarroa la declaración de fallidos y créditos incobrables, así como resolver en vía administrativa los recursos y las reclamaciones interpuestas contra actos de gestión recaudatoria de los derechos objeto del presente convenio, dictados por la Diputación Foral en vía ejecutiva, así como tramitar y resolver, en esa fase, las solicitudes de suspensión del acto impugnado.

Por su parte, las funciones que se reservan al Ayuntamiento de Ondarroa son las de resolver las incidencias relacionadas con el origen de las liquidaciones de las deudas a recaudar, así como expedir los certificados de deudas.

El Consistorio de este municipio también se encargará de tramitar y resolver las solicitudes de suspensión del acto impugnado en reposición contra las liquidaciones y acordar la declaración de fallido y créditos incobrables, entre otras funciones.

Este acuerdo tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de este año y quedará automáticamente prorrogado al término de ese periodo por plazos anuales sucesivos.

Fuentes de la Diputación foral de Vizcaya señalaron a Europa Press que, no obstante, es habitual que se cierren este tipo de acuerdos de delegación de competencias de la gestión recaudatoria con ayuntamientos pequeños. En concreto, existen más de 70 municipios vizcaínos que han cedido esta competencia a la institución foral.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies