República Dominicana insta a la UE y el Grupo de Río a unirse para devolver a Haití la "vitalidad perdida"

Actualizado 21/04/2007 1:09:13 CET

SANTO DOMINGO, 20 Abr. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández) -

El ministro dominicano de Exteriores, Carlos Morales Troncoso, instó hoy a los representantes de la UE y el Grupo de Río a unirse "en el propósito común de devolver a Haití la vitalidad perdida" para que este pueblo cuente "con los medios adecuados para mantenerse en pie y lograr el control de un destino democrático".

No obstante, advirtió durante la XIII Reunión Ministerial entre la UE y el Grupo de Río de que es al pueblo haitiano a quien corresponde protagonizar los cambios para abrazar la democracia y la estabilidad, al tiempo que elogió los avances que ha experimentado el país en materia de seguridad.

"No creemos en acciones impuestas, sino en la consulta directa, grupal o por países, con los actuales dirigentes de la sociedad haitiana", afirmó el canciller durante la sesión de trabajo en la que los participantes debatieron sobre la situación en Haití, uno de los puntos de la agenda del encuentro de hoy, el de más alto nivel entre la UE e Iberoamérica después de las cumbres UE-América Latina, que se celebran a nivel de jefes de Estado y de Gobierno.

Morales Troncoso anunció que el gobierno dominicano va a reiterar la invitación al secretario haitiano de Exteriores, Renalde Clerismé, para renovar y activar la Comisión Mixta Domínico Haitiana, con el fin de establecer en qué áreas específicas pueden colaborar ambos ejecutivos.

El canciller consideró que la reunión UE Grupo de Río se produce en el momento "más adecuado" para "evaluar el tema haitiano" y buscar las mejores vías para que la comunidad internacional participe "activamente en la solución de los problemas aún vigentes".

Indicó que "ya se puede apreciar" la gestión del pasado gobierno provisional y los avances obtenidos en términos de estabilidad política y pacificación "gracias al acertado tino del presidente Preval y el apoyo financiero de los países amigos de Haití, cuyos aportes empiezan a sentirse de forma concreta".

No obstante, señaló que la fragmentación de la sociedad haitiana, la ausencia de un clima adecuado para las inversiones y la creación de puestos de trabajo fijos, son obstáculos para la recuperación plena del país.

Por otra parte, subrayó la importancia de que la solidaridad internacional se traduzca, en una primera etapa, en la reconstrucción de la infraestructura básica y la rehabilitación del sistema de salud pública.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies