Bueno dice que no recibió "ninguna instrucción política" ni los expertos partieron de hipótesis preconcebidas

Actualizado 06/02/2006 17:13:42 CET

VALENCIA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El que fuera director general de Salud Pública de la Comunidad Valenciana entre 1997 y 2001, Francisco Bueno, aseguró hoy en la vista que se celebra en la Audiencia de Valencia contra Juan Maeso, acusado del contagio del virus de la hepatitis C a 276 pacientes intervenidos en cuatro hospitales, negó hoy haber recibido "ninguna instrucción política" en relación con este caso y aseguró que los expertos que formaban la Comisión Científica que asesoró a la conselleria de Sanidad tampoco partieron de "ninguna preconcepción absolutamente de nada".

Así lo indicó durante la segunda parte de su declaración ante la sala, que se dejó para esta jornada después de que el pasado 18 de octubre el tribunal de la sección segunda decidió suspender su comparecencia hasta que la conselleria de Sanidad aportara una documentación que el letrado de Maeso, Francisco Davó, pidió en su escrito de calificaciones provisionales y cuya práctica le habían admitido en junio del pasado año.

El letrado argumentó que Bueno utilizaba durante su declaración una documentación que él había solicitado y que no había llegado a la sala como, entre otras, una relación del resultado de las analíticas realizadas a las personas que hubieran dado positivo a marcadores de la VHC en laboratorios de hospitales públicos de Valencia.

En esta jornada, Bueno aseguró que "en absoluto" como director general de Salud Pública recibió "ninguna instrucción política" ni tampoco "la Comisión Científica partió de ninguna preconcepción absolutamente de nada respecto a hipótesis de trabajo". El ex responsable sanitario aseguró que se trabajó "con absoluta independencia" y "libertad" y rechazó haber recibido "criterio" alguno ni "consignas políticas ni técnicas".

Bueno negó a preguntas de la defensa que se partiera, para descartar posibles casos atribuibles al brote, de la presencia o no del doctor Maeso en las intervenciones. "En absoluto", dijo, y añadió que fue un factor que se tuvo "en cuenta" aunque no fue la única diferencia. El letrado defensor le preguntó sobre 78 casos de personas afectadas detectados en marzo de 1998 en el hospital Doctor Peset; 17 casos el 28 de noviembre de 1997 en el Clínico y otros 28 más en otro centro hospitalario, supuestos que Bueno indicó que a él no se los notificaron porque entiende que entrarían en la prevalencia general de la enfermedad.

En este sentido, preguntado por la existencia de personas con resultado positivo a marcadores de hepatitis C y que no destaparon "ninguna alarma", Bueno explicó que no se realizó ninguna investigación "porque en base a la definición que hace en primer lugar de búsqueda de hepatitis C, se buscan todas las hepatitis C que hay de todos los datos de todos los hospitales y luego se hace una definición de caso de hepatitis C".

Posteriormente, "en base a esa definición, se estudian las que entran dentro de la definición de caso" pero "no absolutamente todas" porque "eso técnicamente es así" y "no se puede estudiar toda la prevalencia". Asimismo, preguntado por qué en abril de 1998 se compararon las 72 primeras muestras de afectados sólo con la del doctor Maeso, señaló que se encontraban ya en una fase avanzada de "verificación de una hipótesis de trabajo" y señaló que puede que se comparara con otras muestras aunque él lo desconoce. En todo caso, negó haber dado instrucción ni indicaciones para que se hiciera esta comparación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies