Hernando (PSOE) pide al PP que "reconozca haber mentido descaradamente" porque los papeles "son de Bárcenas"

Actualizado 27/04/2013 17:56:25 CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Antonio Hernando, ha asegurado esta mañana que el Partido Popular "tiene que reconocer que ha mentido descaradamente a los españoles" porque ahora "ya se sabe que los papeles de Bárcenas son de Bárcenas", tras la reciente atribución policial.

El informe pericial caligráfico hecho público ayer aportado por la Policía al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha determinado que los números y letras de los 'papeles' sobre la supuesta contabilidad opaca del PP corresponden al ex gerente del partido Luis Bárcenas con las "reservas propias" de que se tratan de fotocopias.

Según el dirigente socialista, con la "confirmación" de que el autor de los papeles es Bárcenas, "hay también una confirmación de que durante veinte años el PP ha mantenido una contabilidad A y una B, yendo la primera al Tribunal de Cuentas, y la segunda que era llevada por Bárcenas".

En este sentido, ha resaltado que el PP "sólo tiene una salida", que es la de querellarse penalmente contra Bárcenas. A su entender, si hiciera lo contrario, supondría "admitir la existencia y veracidad de los papeles". Además, Hernando ha exigido a esta formación que argumente "cómo va a sostener ahora" la querella contra 'El País' "cuando ya no son unos papeles apócrifos".

Por otra parte, el juez Ruz expulsó ayer al PP como acusación popular en la causa principal en la que se investigan las actividades de la trama 'Gürtel'. Hernando ha celebrado esta decisión, que a su entender se produce "por haberse dedicado el PP a obstruir la instrucción judicial para tapar Gurtel, y la financiación ilegal del partido".

Además, ha añadido que sin el PP en la causa y sus "zancadillas", se podrá llegar "hasta las últimas consecuencias y conocer cómo fue la financiación ilegal del PP". "Queda claro que en el caso Bárcenas todo era cierto, sin excepciones, y no salvo algunas cosas, como llegó a decir Rajoy".