Ibarretxe asegura que si en junio se verifica el alto el fuego de ETA se pondrá en marcha el diálogo multipartito

 

Ibarretxe asegura que si en junio se verifica el alto el fuego de ETA se pondrá en marcha el diálogo multipartito

Actualizado 10/05/2006 12:32:10 CET

BILBAO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, subrayó hoy que, si la verificación del alto el fuego de ETA se produce en el mes de junio, "tiene que ser posible a partir del verano, con calma y serenidad, poner en marcha el diálogo multipartito en Euskadi".

"Más importante que se pueda realizar una convocatoria un mes antes que un mes después, es que, para cuando se haga, no sea para tomar café, sino que venga precedida por acuerdos en torno a la metodología, a los componentes, coordinación, contenidos y la agenda", apuntó.

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, el lehendakari vasco afirmó hoy que sólo se negociará con el Estado la inclusión en el ordenamiento jurídico del texto que se apruebe en la mesa de partidos, después de que los vascos lo hayan refrendado en una consulta. Además, defendió la vigencia de su plan hasta que otra propuesta obtenga más respaldo en el Parlamento vasco y afirmó que Batasuna formará parte "de la parrilla de salida" en las elecciones municipales y forales de 2007.

Tras señalar que "la racionalidad" le dice que, al final, el PP participará en este foro, manifestó que "las elecciones no pueden hipotecar los procesos políticos, tampoco el proceso político para la resolución del conflicto vasco puede quedar contaminado, en modo alguno, por las elecciones locales próximas ni tampoco por las que vengan después".

Además, instó a "actuar con serenidad" porque "las prisas son malas consejeras" y, por tanto, señaló que hay que esperar a la verificación en junio del alto el fuego por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para después "convertirlo en irreversible".

CONTENIDOS DE MESA DE PARTIDOS

Sobre los contenidos que habría que llevar a la mesa de partidos, el lehendakari dijo que los vascos llevan "167 años pensándolo, desde que se produjo la abolición foral en 1839 se establece como una asignatura pendiente el modelo de relación entre Euskadi y España".

Además, recordó que la propia Constitución Española recoge que el pueblo vasco tiene unos derechos históricos anteriores a la Carta Magna y abogó por "trasladar" esta idea a la sociedad española.

Por ello, emplazó a "coger el toro por los cuernos y alcanzar una solución política, abordando el derecho del pueblo vasco a decidir su propio futuro y pactar políticamente cómo se debe realizar su ejercicio". No obstante, respetó que otros partidos pongan encima de la mesa la propuesta de la independencia o de la unidad de España.

Ibarretxe recordó que su plan, la propuesta de nuevo Estatuto político, es "un texto de patrimonio institucional" que fue aprobado por mayoría absoluta en el Parlamento vasco e insistió en que "para sustituirlo, tendrá que haber otro proyecto político presentado en el Parlamento que tenga más de 39 votos".

"Mientras no haya un proyecto que tenga más de 39 votos, ése es el texto que jurídica y políticamente ha aprobado el Parlamento", dijo, para recordar que el Plan Ibarretxe "están los mimbres para buscar una solución política".

Preguntado por Navarra, apuntó que no entiende el nerviosismo que se ha creado en torno a esta cuestión, y apuntó que serán los navarros los que decidirán su futuro.

BATASUNA EN LOS COMICIOS

Juan José Ibarretxe manifestó que no tiene "ninguna duda" de que la formación abertzale liderada por Otegi estará en los próximos comicios. "Batasuna va a formar parte de la parrilla de salida y, además, será bueno", añadió.

El lehendakari aseguró que no tiene "ningún miedo" a nuevos pactos ni a ningún "nuevo escenario en el que todos ganan y nadie pierde".

"La posibilidad de todas las formaciones políticas se puedan presentar a unas elecciones y de que, entre todas se puedan elaborar pactos con posterioridad a ese proceso electoral, me parece maravilloso", apuntó.

El máximo representante del Gobierno vasco destacó que siempre ha defendido el diálogo con Batasuna "hasta en los tiempos más difíciles". "Hasta en las guerras más cruentas se habla con el enemigo para tratar de buscar acuerdos", señaló.

En esta línea, aseguró que "Batasuna es un interlocutor y Arnaldo Otegi también". "Creo que es necesario y forma parte de la solución políticas, como forma parte el PP y el PSE-EE. Imprescindible no es nadie y no se puede admitir la capacidad de veto por nadie. A ningún partido político se le debe otorgar capacidad de veto", indicó.

VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

A su juicio, saldar la deuda moral con las víctimas del terrorismo exige "una especie de examen de conciencia general" en las últimas cuatro décadas. En este sentido, dijo que "de ninguna manera se va a avanzar en un modelo de convivencia, que tardará tiempo en irse construyendo, si la paz se basa en el olvido".

"Todavía vemos hoy de qué manera surgen entre nosotros como gritos desde dentro el olvido que sufrieron tantas y tantas personas que fueron extorsionados o sus familiares asesinadas en la guerra civil", señaló.

Por ello, apuntó que "hay enseñanzas para tener todos los días".

"Por lo tanto, el reconocimiento sincero del daño causado a las víctimas, a sus familias por parte del conjunto de la sociedad vasca, es una reflexión que permanentemente deberemos hacer". En este contexto, enmarcó el plan de paz y convivencia planteado por el Consejo Político del Gobierno vasco.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies