Ibarretxe dice a empresarios que hay que arriesgar por la paz y que lo que genera incertidumbre es la vuelta al pasado

Actualizado 22/10/2007 18:17:40 CET

(((AMPLIACIÓN)))

Dice que la decisión de la fusión de las cajas tiene "alta prioridad" y no debe mezclarse "con el debate legítimo sobre proyectos"

BILBAO, 22 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, trasladó hoy a los empresarios vascos la necesidad de "arriesgar por la paz" y señaló que lo que genera "incertidumbre" no es su propuesta, sino "la vuelta a escenarios pasados de violencia".

Ibarretxe asistió hoy en el Museo Guggenheim de Bilbao al V encuentro de la Cámara de Comercio de Bilbao, donde realizó esta reflexión ante una nutrida representación del mundo económico-empresarial, así como las instituciones vascas, entre los que se encontraba el delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma.

El acto contó con la presencia del presidente y el secretario general de Confebask, Miguel Lazpiur, y José Guillermo Zubia, respectivamente. También asistieron los máximos representantes de Cebek, su presidente y su secretario general, respectivamente, José María Vázquez Eguskiza y Francisco Javier Azpiazu.

Al encuentro no se sumaron representantes de Adegi y de SEA Empresarios Alaveses y el acto no contó tampoco, al tener otro compromiso previo, con el presidente de la Cámara de Comercio de Alava, Román Knörr, quien, precisamente, hace unos días había cuestionado la propuesta del lehendakari. Sin embargo, sí acudió, en su representación, el director general de esta Cámara, Eduardo Mozo.

Ibarretxe llegó momentos antes de la una de la tarde al Museo Guggenheim, donde tuvo ocasión de saludar a los presidentes de Confebask y al de Cebek, con el que conversó durante unos minutos.

Precisamente, el lehendakari inició su mensaje más político recordando unas recientes manifestaciones de Vázquez Eguskiza con motivo de la asamblea de Cebek en las que decía, ante la situación de vuelta a la violencia, que Euskadi es un "país próspero, pero no feliz".

Ibarretxe reconoció que es "verdad" y que, por ello, su propuesta política "de negociar y consultar" a la sociedad tiene como objetivo "buscar soluciones a la paz y a los acuerdos políticos".

A su juicio, merece la pena "arriesgar para buscar la paz y la convivencia política". "Lo que, de verdad, genera incertidumbre es la vuelta a escenarios pasados de violencia", aseveró, para realizar una llamamiento para "hacer el mayor esfuerzo" con el fin de no volver "a deslizarnos hacia atrás en la pendiente".

En este sentido, aseguró que "la democracia, su ejercicio pleno dentro de la legalidad supone caminar en la dirección opuesta, al desactivar los últimos resquicios de los que aún, cada vez menos, justifican la violencia en este país". Para el lehendakari, "la paz, que ETA pare y hacer política es la mejor inversión para este país".

Ibarretxe hizo referencia a un artículo de 'The Economist' de junio, en el que se comparaba la situación de Irlanda con la del País Vasco y en el que señalaban dos diferencias sobre las que "los políticas de Madrid deberían reflexionar y atender".

En concreto, leyó parte del texto en el que se indica que "los gobiernos británicos parecen menos preocupados por la amenaza de que una parte de su país pueda un día separarse. "Si una clara mayoría en Irlanda o en Escocia votara por la independencia, la mayoría de los políticos en Londres aceptaría el resultado. Por el contrario, todos los gobiernos de Madrid permanecen patológicamente hostiles a una idea parecida en España", señala el artículo.

La segunda diferencia, según este periódico, es que, desde el primer momento del inicio del proceso de paz en Irlanda, el apoyo al proceso de paz fue "totalmente bipartito" porque la oposición laborista apoyó "firmemente" a los torys en sus negociaciones con Dublín y el Sinn Fein, tanto bajo el Gobierno de Margaret Thatcher y de Jhon Mayor. "Y de la misma manera, la oposición conservadora ha estado firmemente detrás de Tony Blair", indica el artículo.

FUSION CAJAS.

Por otra parte, se refirió a la posible fusión de las cajas vascas, señalando que el actual escenario "no deja de plantear dificultades" y, en este sentido, advirtió del "coste de determinadas posiciones políticas" que quieren "aplazar unas decisiones empresariales"

Estas resoluciones sobre la fusión debieran tener, a su juicio, una "alta prioridad" en la agenda, sin "ser mezcladas -con una actitud políticamente inmadura-", con el debate "legítimo sobre los proyectos e iniciativas políticas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies