Ibarretxe pide a ETA el cese la violencia y reclama que se garanticen los derechos "para todos", también para los presos

Actualizado 04/03/2006 15:19:30 CET

Pide "serenidad y esperanza" ante los momentos de "confusión" ya que, "a pesar de las dificultades, vamos a salir adelante"

DURANGO (VIZCAYA), 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, señaló hoy que, en los momentos actuales de "confusión", es preciso trasladar un mensaje de "serenidad y esperanza" y se mostró convencido de que "vamos a salir adelante a pesar de las dificultades". Asimismo, indicó que las instituciones vascas van a "estar en su sitio" y reclamar a ETA el cese de la violencia y "ser garantes" de los derechos humanos, "también para los que han sido sentenciados por horribles delitos".

Ibarretxe clausuró este mediodía la cuarta asamblea de electos de PNV y EA, Udalbide, en la localidad vizcaína de Durango, donde aseguró que las instituciones viven "momentos de confusión", pero deben "liderar" la sociedad y trasladar a los ciudadanos que "no se puede ser un día optimista y al día siguiente optimista".

A su entender, "no se puede decir que las cosas van a ser difíciles y caer un día en la expectativa y al día siguiente en la expectativa rota". En este sentido, consideró que "tenemos problemas pero los vamos a sacar adelante, tenemos dificultades pero las vamos a superar" e insistió en la necesidad de trasladar "un mensaje de serenidad pero un mensaje de esperanza" ya que, a pesar de "las dificultades, vamos a salir adelante".

El lehendakari manifestó que las instituciones vascas van "estar en su sitio" y, de esta manera, van a trasladar a ETA que "tiene que acabar la violencia de una vez y para siempre, que no se puede extorsionar, que no se puede poner bombas, que no se pueden destruir batzokis, ni casas del pueblo ni ninguna oficina política de ninguna otra formación que no piense como tú. Que ése no es el camino, que por ahí no vamos a ninguna parte".

De esta manera, señaló que las instituciones vascas deben "hacerse eco" de las demandas de la sociedad, que exigen "a todos" que cese la violencia y "arreglemos nuestros problemas". De la misma manera, apostó porque las instituciones se conviertan en "la garantía para que todos los derechos humanos sean respetados para todas las personas, también para las personas que han sido sentenciadas por haber cometido horribles delitos".

En este sentido, advirtió que la sociedad vasca demanda una reforma de la política penitenciaria "para acompañar otros momentos", insistiendo posteriormente en que "no se puede hablar de paz y poner bombas al mismo tiempos".

DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN

Por otra parte, el lehendakari indicó que "está claro que Euskal Herria existe" y añadió que "es evidente" que no se puede negar la existencia de un pueblo, aunque "hay quien lo hace", pero que esto "no es suficiente".

En esta línea, señaló que "no es suficiente con que el mundo se conozca que Euskadi es uno de los pueblos más antiguos del Europa", sino que es preciso pasar del conocimiento de lo vasco al "reconocimiento de Euskadi, al reconocimiento de lo vasco, de nuestra cultura, de nuestra identidad, de nuestra capacidad de decisión del futuro".

Juan José Ibarretxe advirtió de que, tras la segunda Guerra Mundial, Europa "no se habría desarrollado si no hubiera sido porque se ha aceptado el derecho de autodeterminación" para definir y desarrollar las decisiones muchos de los pueblos europeos. Así, recordó "el último ejemplo" del referéndum de Montenegro, "aceptado e impulsado por la UE y por su ministro de Defensa, Javier Solana, y cuestionó "cómo lo que es aplicable y aceptable para Montenegro y para otros pueblos en Europa no lo es para el pueblo vasco".

"Sólo puede ocurrir desde una concepción, desde el que piensa que sólo hay una nación, que sólo hay un pueblo: el pueblo español", censuró, indicando que PP y PSOE pretenden diluir la personalidad de Euskadi en la española.

Tras indicar que el trabajo de las instituciones debe basarse en el fomento de la ética, la solidaridad, la igualdad y la sostenibilidad, se dirigió a los electos nacionalistas para recordarles que los vascos "llevamos 7.000 años aquí" y que, "si tenemos claros nuestros objetivos, no tengo duda de que los alcanzaremos", por lo que pidió tranquilidad con "los plazos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies