Ibarretxe propone que los jóvenes con menos ingresos puedan compartir viviendas sociales por 150 euros al mes

Actualizado 24/02/2009 14:16:54 CET

Asegura que se podrá "entregar" a los jóvenes "un país a la cabeza de Europa, con empleo y con actividad"

BILBAO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato a lehendakari del PNV, Juan José Ibarretxe, propuso hoy que los jóvenes con menos ingresos puedan compartir viviendas de alquiler social por 150 euros mensuales y expresó su compromiso de ofrecer a todas las personas con cargas familiares un piso de protección oficial. Para ello, apostó por construir en la próxima legislatura 30.000 nuevas viviendas protegidas, la mitad de ellas destinadas al alquiler.

En un acto con jóvenes en el barrio bilbaíno de Zorrozaurre, al que asistieron la presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, o el alcalde de la capital vizcaína, Iñaki Azkuna, entre otros, Ibarretxe expusó los compromisos de su partido en materia de vivienda y empleo.

Tras instar a la juventud vasca a "participar" para "cambiar las cosas" y por tanto votar "a quien querais" y "en quien creais más", apostó por "contar" con este colectivo no sólo para diseñar las políticas de juventud, sino en "el conjunto de políticas estratégicas". Asimismo, se mostró convencido de que "tendremos tiempo de volver a presentar, debatir y sacar adelante" la Ley de Juventud, que "PP, PSE y Batasuna rechazaron" en la Cámara vasca.

Ibarretxe dedicó gran parte del acto a desgranar su compromisos en materia de vivienda, como uno de los ámbitos que más preocupa a los jóvenes y en el que se parte de "un esfuerzo" que ha permitido duplicar el porcentaje del parque de viviendas sociales entre 2005 y 2009. De esta manera, destacó que el 48 por ciento de las viviendas que se contruyen en Euskadi son de protección pública, "cuatro veces más que en España, como consecuencia del esfuezo de todas las administraciones públicas".

No obstante, aseguró que no se "conforma" con los datos logrados y, en este sentido, expresó su compromiso de que todas las familias que tienen "cargas" y responsabilidades familiares inscritas en Etxebide deben tener la posibilidad de que se les ofrezca una vivienda de protección oficial durante la próxima legislatura.

El candidato del PNV apostó por construir en los próximos cuatro años 30.000 nuevas viviendas de protección, de las que la mitad puedan dedicarse al regimen de alquiler social. En el conjunto del parque de viviendas sociales, se pretende que "nunca el alquiler social pasara del 30 por ciento del sueldo" de la familia.

Asimismo, señaló la necesidad de impulsar la "emancipación" de los jóvenes, con la puesta en marcha de un programa, con una bolsa de viviendas de alquiler social y ayudas, que permita compartir estos pisos por 150 euros mensuales. Las ayudas estarán dirigidas a jóvenes de 18 a 25 años, con ingresos inferiores a 6.000 euros brutos al año.

En cualquier caso, advirtió de que es preciso "un cambio cultural, de chip", para incorporar a la sociedad el concepto de alquiler frente al de propiedad de vivienda.

Por otro lado, abogó por inspeccionar la totalidad de las viviendas protegidas porque es necesario "estar muy atentos" ante "el fraude". A su entender, "tan injusto es no dar vivienda a una familia que la necesita como a otorgarla a personas que hacen una utilización indeseable" de ella.

"CORAJE Y DETERMINACIÓN"

Durante su intervención, Ibarretxe repasó además sus compromisos en materia de empleo, subrayando que hay que "luchar con coraje y determinación" en contra del paro y en favor de las personas en desempleo.

También, añadió, es preciso "cuidar" a los trabajadores y a las empresas que "dan trabajo" con las iniciativas puestas en marcha "de acuerdo con las instituciones financieras vascas". En esta línea, reiteró que "con la banca hay que chillar menos en público, en los periódicos" y, por el contrario, "lo que hace falta es hablar con ellos y convencerles de la importancia que tiene que las empresas y las personas tengan crédito, financiación".

En la actual coyuntura económica, el candidato jeltzale destacó programas como el de formación remunerada para "motivar" a los trabajadores inmersos en EREs a formarse, o el de empleo social para perceptores de Renta Básica. A éstos sumó el impulso de los contratos de prácticas y de relevo, los programas para fomentar el relevo generacional en el comercio y el sector primario.

Finalmente, se mostró convencido de que "vamos a sacar este país adelante a pesar de las dificultades" y se podrá "entregar" a los jóvenes "un país a la cabeza de Europa con empleo y con actividad". Asimismo, insistió en que la incorporación de mujeres a cargos ejecutivos en la política y en la economía constituirá "una oportunidad inmensa".