Iceta cree que el 1-O se votará con "cajas y algún papelito", pero no habrá un referéndum vinculante

Miquel Iceta, PSC
EUROPA PRESS
Actualizado 19/07/2017 12:48:59 CET

Advierte a Colau que el PSC no participará en ningún gobierno que se salte las leyes

BARCELONA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSC, Miquel Iceta, ha sostenido este miércoles que el 1 de octubre se votará con "cajas y algún papelito", pero que no será un referéndum vinculante como pretende el Govern.

En una entrevista a Rac 1 recogida por Europa Press, ha asegurado que el 1 de octubre habrá "un simulacro de votación", pero no será lo que ha prometido el Govern, ya que cree que se ha comprometido a hacer una cosa que no puede, según él.

Iceta ha afirmado que el 2 de octubre "habrá el mismo problema y un poco más, porque puede haber las consecuencias de todo el proceso", y ha apostado por la negociación y el diálogo como solución.

Ha alertado de que con el Gobierno del PP "es muy difícil arreglar todo esto" y ha llamado a los partidos de izquierdas a dar una respuesta al proceso soberanista más allá de la del PP.

También ha destacado que si presidiera el Gobierno "intentaría hacer cumplir la ley en el menor coste posible", como cree que se hizo en el 9N.

AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Iceta ha explicado que ha pedido a los alcaldes del PSC que se ajusten a la ley ante el 1-O y que no abran ningún equipamiento municipal si no hay una junta electoral bien constituida, como considera que no ocurrirá.

Preguntado por la posibilidad de que el Ayuntamiento de Barcelona facilite el referéndum, ha asegurado que el PSC no participa en "gobiernos que se saltan las leyes", por lo que ha abierto la puerta a abandonar el Gobierno municipal, aunque ha recordado que la decisión la debe tomar el líder de la formación en Barcelona, Jaume Collboni.

CRÍTICA A SOLER

Iceta ha criticado el nombramiento del nuevo director de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler, ya que considera que no es una persona adecuada para este cargo, y ha criticado el cese del exconseller de Interior Jordi Jané y el exdirector de los Mossos Albert Batlle.

Además, ha reprochado que los hayan cesado después de conseguir la reunión de la Junta de Seguridad, porque asegura que la personalidad de los dos ha sido decisiva para que esto se desbloqueara: "He encontrado muy fuerte que justo una semana después ya no pudieran seguir en el Govern".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies