ICV pedirá mañana en el Congreso una votación separada para facilitar la reprobación del fichaje de Taguas

Actualizado 19/05/2008 21:12:56 CET

Herrera rechaza una alternativa del PSOE que obvia este caso y se limita a analizar el papel de los 'lobbies' en política

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El diputado de ICV en el Congreso, Joan Herrera, pedirá mañana una votación específica de la reprobación del 'fichaje' de David Taguas, ex director de la Oficina Económica de Moncloa, por parte de SEOPAN. Su objetivo es facilitar que se sumen las formaciones parlamentarias que también han cuestionado el visto bueno del Gobierno a esa contratación, como el PP, PNV, IU, ERC, BNG y UPyD, así como dos diputados de Izquierda Socialista del PSOE.

Según explicó a Europa Press el propio Herrera, mañana promoverá que tras el debate de su iniciativa se produzcan tres votaciones: una específica para "lamentar" el fichaje de Taguas, otra sobre los puntos relativos a la regulación sobre conflictos de intereses y una tercera en la que se demanda la creación de un registro de 'lobbies'.

TRANSFORMAR LAS CRÍTICAS EN VOTOS.

La intención de Herrera es lograr que las críticas que ha suscitado el 'salto' de Taguas directamente desde Moncloa a la patronal de los constructores se traduzcan en votos de condena a la actitud del Gobierno, lo que podría suponer la primera derrota del PSOE en el Pleno en esta legislatura.

De momento, ICV ya tiene asegurado el respaldo del PP, de los dos diputados del BNG y de Rosa Díez, de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), adscritos los tres al Grupo Mixto, según avanzaron a Europa Press fuentes de estas formaciones.

Para intentar no anotarse esa derrota mañana, los socialistas han hecho llegar a ICV una enmienda de sustitución en la que no se hace mención alguna al 'caso Taguas' y en la que se limitan a abrir la posibilidad de estudiar el papel de los 'lobbies' en la escena política.

ENMIENDA INSUFICIENTE.

Esta alternativa remitida esta tarde por los socialistas no es suficiente para Herrera, que ya adelanta su rechazo a la misma. Para el diputado de ICV la única posibilidad de acuerdo con el PSOE debería articularse en torno a un compromiso de reforma de la Ley de Conflictos de Intereses.

En concreto, tal y como refleja en su texto, ICV pide un cambio de la legislación para que las asociaciones y 'lobbies' del tipo de SEOPAN se incluyan en el régimen de incompatibilidades que se aplica a los altos cargos.

Además, promueve la transformación de la Oficina de Conflictos de Intereses para que, en lugar de depender del Ministerio de Administraciones Públicas, esté vinculada al Parlamento y que sean las Cortes Generales quienes elijan a sus integrantes y puedan incoar procedimientos sancionadores.

En el debate que mantuvo con Herrera el pasado miércoles, la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, ya avisó que el Gobierno no contempla modificar la vigente legislación en materia de incompatibilidades y que no pensaba cambiar la ubicación administrativa de esta oficina supervisora.