El imán de Ripoll mostró una actitud "rígida" y "extrema" ante el responsable de la mezquita de Diegem

 

El imán de Ripoll mostró una actitud "rígida" y "extrema" ante el responsable de la mezquita de Diegem

Publicado 24/08/2017 14:21:31CET

BRUSELAS, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, líder de la célula que atentó la semana pasada en Barcelona y Cambrils, mostró una actitud "rígida" y "extrema" cuando pidió trabajo en la mezquita del municipio de Diegem, según ha confirmado a Europa Press el responsable de este centro religioso, Akaychouh Soliman.

Soliman ha explicado que pidió a Es Satty, muerto en la explosión de Alcanar, documentos personales que acreditasen la ausencia de antecedentes en España que el imán de Ripoll no aportó. Soliman, además, detectó "comportamientos sospechosos", por lo que advirtió a la policía local.

"Cuando le pedimos el certificado de buena conducta y fue incapaz de presentarlo comprendimos bien que no tenía sitio aquí y que tenía que marcharse", añade el responsable de la mezquita en un comunicado publicado este jueves, en el que niega además que la comunidad musulmana de la localidad sea responsable de estos "actos criminales".

La comunidad musulmana de Machelen ha conocido con tristeza las noticias y condena este acto horrible que no se encuentra en ningún lugar de nuestra religión, una religión de paz y de humanismo", asegura el texto.
Es Satty vivió entre enero y marzo de 2016 en Vilvoorde, según ha confirmado el alcalde de este otro municipio de la periferia de Bruselas, y fue durante ese tiempo cuando intentó encontrar trabajo como imán de la mezquita de Diegem antes de volver a España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies