Imaz asegura que el Gobierno y Batasuna "encauzarán" el "problema" de la ilegalización "en pocas semanas"

Actualizado 19/06/2006 0:49:00 CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El proceso parece seguir la 'hoja de ruta' prevista y hoy, cuando se anuncia que el diálogo con ETA podría comenzar de manera inminente, el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, aseguró que "en pocas semanas, estará encauzado el problema de la ilegalización de Batasuna" mediante "un mecanismo acordado entre el Gobierno socialista y la propia Batasuna". El líder del PNV, añadió que esta misma semana se reunirá con Batasuna y que no renunciará a su derecho a la interlocución pública.

De esta manera, Imaz espera que se "encauce" el paso a la legalidad de la formación abertzale que, según defiende, debe estar motivada por el PP y el PSOE quienes aprobaron la ley de Partidos, aunque, igualmente, señaló que Batasuna "tiene que contribuir también a buscar el mecanismo que dé solución a su propia ilegalización". Así, para animar al partido de Arnaldo Otegi, el líder del PNV aseguró que ya les han "trasladado un mensaje claro en privado. Sería bueno que en pocas semanas se solucione esta cuestión de manera definitiva. No puede demorarse más allá del verano", concluyó Imaz.

En una entrevista publicada hoy en 'Deia', señaló que el hecho de que la izquierda abertzale insista en la constitución de una única mesa de partidos "para toda Euskal Herria es una estrategia para dilatar en el tiempo" su creación. Y es que Imaz considera que "el problema no se puede abordar en un foro único en el que se siente PSF, UMP, UDF o UPN. Es un ejercicio de falta de realismo político absoluto. Esos partidos no se van a sentar en una mesa única", apuntó.

Josu Jon Imaz se mostró muy crítico con algunas actitudes "que no son de recibo" en el actual momento político, "como las que están tratando de dificultar el diálogo desde algunos ámbitos judiciales", en referencia a la admisión a trámite por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) de la querella presentada por el Foro de Ermua contra el lehendakari, Juan José Ibarretxe, por reunirse con Batasuna

"PESE A GRANDE-MARLASKA"

Sobre este mismo asunto se pronunció hoy también el portavoz del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, quien consideró "curioso" que se puedan anunciar reuniones con ETA, como ha hecho el Gobierno, y, en cambio, no se puedan hacer con Batasuna. A pesar de su perplejidad por las críticas que han tenido los contactos de su formación con Batasuna, Urkullu aseguró que su partido seguirá manteniendo reuniones "discretas", aunque no "secretas", con la formación abertzale de cara a consolidar el proceso de paz y la normalización política, "pese al juez Grande-Marlaska".

El dirigente de la formación jeltzale, que hizo estas declaraciones en una entrevista en RNE, recoró que su partido lleva "muchos años trabajando y labrando esta situación" para lo que consideran fundamental "hacer mucha cocina entre las formaciones políticas para tejer redes de confianza y saber lo que pinsa cada uno".