Imaz dice que el futuro de la construcción nacional pasa por el desarrollo del País Vasco francés en todos sus aspectos

Actualizado 14/07/2006 21:05:00 CET

BILBAO, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, defendió hoy que el futuro de la construcción nacional pasa por el desarrollo del País Vasco francés en todos sus aspectos" y apostó porque este desarrollo afecte a los ámbitos lingüísticos, culturales, económicos, territoriales y sociales.

En la localidad vasco-francesa de Sara, donde participó en la celebración del Día de la Ikurriña, Imaz se refirió a esta bandera como "un símbolo" que expresa "las ganas de vivir de un pueblo, el deseo de una identidad y las ganas de persistir", y explicó que el nacimiento del PNV fue, precisamente, para que la identidad, la lengua y la cultura vascas "tengan su sitio también en el siglo XXI".

En este sentido, señaló que el objetivo de su formación es "construir el pueblo al servicio de las personas", desarrollar su identidad, impulsar la sociedad y la economía y lograr el autogobierno, y afirmó que ése es también "el objetivo de los tiempos que vienen".

DESARROLLO DEL PAIS VASCO FRANCES

Tras defender que el futuro de la construcción nacional pasa por el "desarrollo del País Vasco francés en todos sus aspectos: institucionales, lingüísticos, culturales, económicos, territoriales o sociales", Imaz explicó que los tres objetivos "prioritarios" del PNV en este territorio comprenden la supervivencia del euskera, la cooperación transfronteriza y la implantación de una institución política "para responder mejor a las necesidades de los ciudadanos, al desarrollo local, para poder garantizar la aplicación de políticas reales en favor del euskera y de nuestra cultura".

"Este desarrollo del País Vasco francés no puede ser anecdótico o paralelo a la evolución de Hegoalde -subrayó-. Hay habitualmente una voluntad de hacer política en Iparralde en función de los intereses políticos de Hegoalde. Para nosotros, el País Vasco francés es una realidad. En consecuencia, reclama un análisis particular y una estrategia propia".

A su entender, en el sur del País Vasco francés se han abierto "profundas evoluciones sociales", en referencia a la defensa del euskera o el desarrollo local, a la vez que defendió el movimiento abertzale como "motor, instigador y catalizador de estas evoluciones".

INSTITUCIÓN

Añadió que uno de los "grandes desafíos" en la zona es la plataforma Batera y la movilización en favor del Departamento vasco, y señaló que la reivindicación de una institución es una condición "necesaria" y "vital" para su desarrollo, junto a la promoción y la enseñaza del euskera, un sistema educativo propio, el empleo o el desarrollo "duradero".

Según dijo, una gran mayoría de la población, "la casi totalidad de alcaldes y electos municipales", así como una buena parte de actores socioeconómicos "son favorables a la creación de una institución para Iparralde". "Son partidarios, en todo caso, de la división del actual Departamento de los Pirineos-Atlánticos, que reúne desde hace siglos los territorios vascos del País Vasco francés y del Béarn", precisó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies