Imaz insta a pasar de contactos bilaterales a una reunión entre las formaciones para avanzar en la creación de la Mesa

 

Imaz insta a pasar de contactos bilaterales a una reunión entre las formaciones para avanzar en la creación de la Mesa

Actualizado 10/07/2006 14:41:33 CET

Dice que Batasuna también debe dar pasos para lograr su legalización y asegura que se seguirá reuniendo con ellos "por responsabilidad"

BILBAO, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, afirmó hoy que es necesario pasar de los contactos bilaterales entre partidos a una reunión entre el conjunto de formaciones políticas para avanzar en la conformación de la mesa de partidos.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi y recogida por Europa Press, se refirió a los contactos entre partidos y señaló que el PNV PNV lleva reuniéndose con Batasuna "desde hace mucho tiempo" y precisó que él mismo ha participado aproximadamente en 13 encuentros en el último año y medio, algo que es "absolutamente necesario".

A su juicio, es "su responsabilidad política y moral" para que entre todos se pueda avanzar en la paz y la normalización política. "Desde luego lo voy a seguir haciendo, en cualquier circunstancia porque es un derecho básico que me asiste como ciudadano y como presidente de un partido político y lo voy a seguir haciendo en un futuro", añadió.

Imaz señaló que lo que "nunca le ha importado tanto" son las visualizaciones o no de las reuniones. Añadió que le parece que es "bueno" que se visualicen y, por tanto, consideró "positivo" que PSE-EE y Batasuna salieran "a la luz pública" para decir que se están reuniendo.

El dirigente nacionalista señaló que su partido, en algunas ocasiones, hará públicas las reuniones y en otros casos serán discretas. "Lo importante es que, de una u otra forma, sigamos trabajando, entre todos, para alcanzar unos acuerdos de mínimos sobre cómo tiene que ser la normalización política a futuro en este país", aseguró.

MESA DE PARTIDOS

Ante las manifestaciones del secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, que apuntaba que, si el proceso marcha adecuadamente, en dos años se tendría que estar hablando de un acuerdo político legitimado socialmente, Imaz no quiso entrar en discusiones sobre "tiempos", aunque indicó que le "parece razonable lo que dice".

El dirigente del PNV afirmó que lo importante es que el conjunto de partidos políticos alcancen un acuerdo en los próximos sobre "cuál debe ser el calendario, los procedimientos y la metodología de la mesa de partidos".

Imaz aseguró que comparte lo expresado ayer por el coordinador de EB, Javier Madrazo, de que es necesario y le gustaría que se pasase de los actuales "contactos bilaterales entre partidos" a una reunión entre el conjunto de formaciones políticas "con la discreción y el nivel que se requiriese".

"Sería necesario que pasásemos de esa bilateralidad a reuniones con el nivel que haga falta, comisiones de trabajo o a través de personas, bien dirigentes de partidos o personas de confianza de los dirigentes de los partidos como pudo ser en su caso la Mesa de Egino promovida por Elkarri para dar un paso adelante en lo que pueda ser esa conformación de la Mesa", añadió.

Imaz señaló que es "fundamental" el acuerdo previo en calendarios, procedimientos y metodología y que, en los contactos bilaterales que se están manteniendo, se están detectando tanto "dificultades" como "posibilidades de avance".

En este sentido, reconoció que le preocupan algunas manifestaciones de las últimas semanas, como las de quienes, en referencia a Batasuna, están planteando la existencia de una única mesa nacional, "que aglutine a los partidos de Iparralde, de Navarra y de la Comunidad autónoma".

Imaz señaló que, cuando se hacen planteamientos de ese tipo, "posiblemente está dificultando el planteamiento de que una mesa se conforme". "Las realidades políticas de la comunidad foral navarra y la comunidad autónoma vasca son diferentes y evidentemente los partidos políticos de cada uno de los ámbitos tienen que marcar los ritmos en cada uno de los territorios, el pretender que tengamos que ir al mismo paso todos en una mesa de partidos puede ser un obstáculo insalvable para que esa mesa se vaya conformando", agregó.

En relación a la postura de la izquierda abertzale, aseguró que sigue teniendo confianza en que continúe el "impulso por la paz y la normalización político", que sectores "importantes" de esta sensibilidad han llevado adelante.

"BASES SOLIDAS"

Por otra parte, aseguró que sigue pensando que el proceso tiene "bases sólidas" para seguir avanzando, aunque indicó que se producirán dificultades. Imaz añadió que el actual proceso tiene "bases más sólidas" que el que se produjo con la tregua del 98 y "no se puede olvidar que una parte importante de la sociología de la izquierda abertzale está hoy absolutamente comprometida en que este proceso salga adelante".

Respecto a la ilegalización de Batasuna, afirmó que "lo importante" es que "se den los pasos" por ambas partes para que "la ilegalización pueda ser superada". En este sentido, señaló que también los debe dar Batasuna, porque esta fuerza política "no puede esperar que sean siempre los demás los que den los pasos adelante".

"Las declaraciones de Permach en estos últimos días no puedo entenderlas porque, además, tengo la sensación de que Batasuna y el PSOE han hablado en torno a esta cuestión y la propia Batasuna sabe que va a tener que dar pasos también en el sentido de, a través de una refundación o de una presentación de Estatutos o de lo que fuere, para avanzar en su legalización", señaló.

DIALOGO GOBIERNO ETA

Por otra parte, ante el diálogo entre ETA y el Gobierno central defendió esta vía y señaló que hay condiciones y "señales inequívocas" de que ETA quiere "poner fin a la violencia".

En su opinión, en ese diálogo no se va a abordar el futuro político de Euskadi sino "lo que corresponde al final dialogado de la actividad de ETA". "Desde luego, el PNV va a avalar el resultado de ese diálogo y los eventuales acuerdos que se alcancen", insistió.

En relación a la postura que mantendrá Zapatero respecto al derecho a decidir de la sociedad vasca, aseguró que será un "proceso largo y complejo" y que "cada uno tendrá que dar los pasos en la medida en que cada uno pueda darlos". Según manifestó, "al final del camino", se tendrá que alcanzar un acuerdo, que, a su juicio, va a ser "necesariamente complejo y posiblemente tenga que contener dosis de ambigüedades e indefiniciones, como suelen tener los acuerdos importantes en la vida".

"Tendremos que combinar, por un lado, el derecho de la sociedad vasca a decidir democráticamente su futuro, el respeto a la pluralidad de la sociedad vasca en la que convivimos sensibilidades e identidades diferentes y, por tanto, tenemos que pensar en este derecho como algo compartido por todos y un acuerdo integrador sobre el ejercicio de este derecho para el futuro que nos aglutine a las diferentes identidades y sensibilidades", añadió.

Por otra parte, preguntado por la posibilidad de un adelanto electoral, señaló que es algo que compete el lehendakari, pero indicó que, si Ibarretxe le pidiese su opinión, ésta sería la de apuntar que quedan "tres años" y que se está "en los principios y prolegómenos" de la legislatura. "Sería partidario de no mezclar las cosas", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies