El independentismo trazará con la 'V' otra movilización masiva para reforzar su aspiración a una consulta

Actualizado 05/07/2015 8:36:05 CET

BARCELONA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de medio millón de personas se ha inscrito para trazar esta Diada una 'V' en las calles de Barcelona, que será una nueva movilización para reclamar la consulta fijada para el 9 noviembre, y lo harán en pleno debate sobre si la Generalitat debe acatar un eventual veto del Tribunal Constitucional (TC) al 9N.

La ANC y Òmnium han organizado de nuevo la principal manifestación reivindicativa, en esta ocasión, una concentración en forma de 'V' que aspira a llenar las dos principales vías de Barcelona, la Diagonal y la Gran Via.

Es la tercera Diada consecutiva en la que el independentismo sale con fuerza a las calles, después de que en 2012 organizase una multitudinaria manifestación por Barcelona y en 2013 lograse completar una cadena humana que recorrió Cataluña desde su frontera con Francia hasta la Comunidad Valenciana.

CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, los cuatro partidos que suscribieron la fecha y la pregunta de la consulta, participarán en la marcha, que ven como un símbolo de la "mayoría social" y de la unidad que hay en Catalunya a favor del 9N.

Además, ERC y la CUP también ven la concentración como el "clamor" que hay en Cataluña a favor de votar al margen del rechazo del Gobierno central, lo que justificaría, a su juicio, la desobediencia civil en caso de que el TC vete la consulta.

Como ya hizo en las movilizaciones de 2012 y 2013, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha expresado su pleno apoyo a la convocatoria, aunque no asistirá porque considera que su papel institucional se lo impide.

Sí acudirán consellers como Francesc Homs, Josep Maria Pelegrí y Ferran Mascarell, además de líderes políticos como el presidente de CiU en el Parlament, Jordi Turull; el presidente de ERC, Oriol Junqueras; el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, y el de la CUP, David Fernández.

11 KILÓMETROS, 7.000 VOLUNTARIOS

La 'V' --que simboliza 'victoria', 'voluntad' y 'votar'-- tendrá su vértice en la plaza de las Glòries y cubrirá 11 kilómetros, una parte por la Diagonal hasta la plaza Pius XII, y la otra por la Gran Vía hasta la plaza Sarah Bernhardt.

A las 15.00 horas comenzarán las restricciones de tráfico en Barcelona para que a las 16.00 empiece a concentrarse la gente, y la 'V' se formará a las 17.14, en alusión a la fecha en la cayó Barcelona en la Guerra de Sucesión.

El inicio de la 'V' lo marcará un joven depositando un voto en una urna simbólica, un joven que cumplirá 16 años el 9 de noviembre, la edad mínima que la ley de consultas no refrendarias fijará para poder votar.

La dificultad de la 'V', que se ha dividido en 73 tramos para facilitar la organización, radica en que los asistentes deberán ir vestidos de amarillo o de rojo y colocarse de forma en la que se visualice un mosaico de una gran 'senyera'.

Un total de 54 'colles' levantarán 'castells' y 7.000 voluntarios velarán por la organización del acto, por el que la ANC y Òmnium prevén que se desplacen a Barcelona 100.000 vehículos privados y 1.500 autocares.