La AOD de España al África subsahariana se ha incrementado de 154 a 450 millones en tres años

 

La AOD de España al África subsahariana se ha incrementado de 154 a 450 millones en tres años

Actualizado 10/07/2006 22:27:10 CET

RABAT, 10 Jul. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Antonio Rodríguez) - La ayuda oficial al desarrollo (AOD) que España ha destinado a la región del África subsahariana, todo el continente negro salvo la zona del Magreb, se ha incrementado de los 154 millones de euros que se entregaron en 2003 a una previsión de 450 millones para este año 2006, según datos facilitados por la delegación española que participa en la primera Conferencia euroafricana sobre migración y desarrollo. Si se toma en cuenta todo el continente africano, la previsión en 2006 es de unos 600 millones de euros.

Mientras, el presupuesto de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) se ha multiplicado por tres en los dos últimos años y la previsión gubernamental es que así continúe hasta el final de la legislatura. "De los 33 millones de euros en 2003, la previsión de 2006 es alcanzar los 90 millones. La previsión es que para el año 2008 la AECI habrá multiplicado por cinco su presupuesto en la región subsahariana, respecto al año 2003", se indica en el texto.

En lo que se refiere a la ayuda humanitaria, la capacidad de respuesta en la región subsahariana por parte de la AECI, tanto a las crisis humanitarias conocidas como aquellas que se encuadran en la categoría de olvidadas, ha pasado "de apenas alcanzar los 2 millones de euros en 2003 a los 14 millones de euros del año 2005" y en los primeros seis meses de 2006 ya se ha dispuesto la misma cifra que se ejecutó en 2005.

Del mismo modo, España es por primera vez en este año 2006 contribuyente del nuevo Fondo de Naciones Unidas para Emergencias que permitirá atender cualquier emergencia en menos de 72 horas. El Ejecutivo destaca que la participación financiera de 10 millones de dólares (8,5 millones de euros) sitúa a nuestro país como séptimo donante mundial.

El ejemplo de ello es la crisis de Darfur (oeste de Sudán). "Nuestro país no llegó a destinar ni 300.000 euros en el año 2003 a una crisis como la que sufría Sudán. Hemos asumido un compromiso de dedicar 30 millones de euros durante eltrienio 2005-2007, que representa multiplicar por cien nuestra respuesta a una de las mayores crisis humanitarias que existen en la actualidad", se indicó en el documento.

Asimismo, hizo hincapié en que el Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó la participación de España en un fondo piloto (IFFim) con vistas a financiar proyectos de vacunación en los países menos avanzados (la casi totalidad en África subsahariana) en el que España se ha comprometido a invertir 240 millones de dólares en los próximos 20 años. Con la primera aportación en 2006 de 12 millones de dólares se habrá contribuido a la vacunación completa de un millón de niños africanos.

En Educación se resaltó que España, por primera vez, contribuye a la "Iniciativa Vía Rápida de Educación para todos", que tiene como objetivo llevar a los colegios a cien millones de niños que ahora no asisten a la escuela, incluyendo a 58 millones de niñas y abarcando la iniciativa a 15 países pobres (11 de ellos del África subsahariana). El Gobierno ha contribuido en 2005 y 2006 a esta iniciativa con 12 millones de euros.

En el ámbito de la salud, nuestro país contribuirá este año con 60 millones dólares al Fondo Global de Lucha contra el Sida la Malaria y la Tuberculosis, una cifra similar a la aportación que se ha realizado en los tres años anteriores. Mientras, en Medio Ambiente el Gobierno subrayó el nuevo compromiso de la cooperación española -por un montante de 6 millones entre 2006 y 2007-- con el Programa de Naciones para el Medio Ambiente (PNUMA), la única agencia de Naciones Unidas con sede en un país en desarrollo y concretamente en Nairobi, capital de Kenia.

Por último, el compromiso gubernamental con los programas de canje de deuda en África subsahariana es el de extender esta iniciativa por un monto inicial de 200 millones de dólares. En la primera fase, se verán beneficiados seis países: Burkina Faso, Etiopía, Mauritania, Senegal, Tanzania y Uganda, todos ellos con niveles de pobreza extrema y con un acceso a la educación muy deficiente. En una segunda fase, la iniciativa se extenderá a Camerún, Chad, República Democrática del Congo, Guinea Bissau, Somalia, Costa de Marfil y Congo, con similares niveles pobreza que los anteriores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies