Inmigración- La misión de FRONTEX en Canarias se desarrollará entre agosto y septiembre con la participación de 4 países

Actualizado 24/07/2006 22:23:53 CET

Las patrullas constarán de 2 aviones y 4 barcos, según Frattini

BRUSELAS, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La misión coordinada por la Agencia Europea de Control de Fronteras (FRONTEX) en las islas Canarias para hacer frente a la llegada de inmigrantes irregulares se desarrollará, después de haber sufrido varios retrasos por problemas burocráticos y políticos, durante 7 semanas entre agosto y septiembre con la participación de cuatro países de la Unión Europea (Francia, Italia, Portugal y Finlandia), dijo hoy el director de FRONTEX, Ilkka Laitinen.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Justicia, Libertad y Seguridad, Franco Frattini, explicó durante la rueda de prensa final del Consejo de Justicia e Interior de la UE que la misión contará con "dos aviones y cuatro barcos" y podrá patrullar las aguas territoriales de Mauritania y Senegal. Además, su campo de actuación se extenderá a Cabo Verde a petición de Portugal, que aportará un barco.

Estas cifras son muy inferiores a las que se habían barajado en un primer momento. El propio vicepresidente cuantificó a finales de mayo en 6 o 7 helicópteros y 10 barcos la patrulla europea en la costa de Mauritania y Senegal. El lanzamiento de la misión se había previsto inicialmente para principios de junio.

Frattini anunció que ha movilizado 3 millones de euros adicionales para financiar las misiones de FRONTEX, que se dividirán próximamente entre Canarias y Malta. Además, anunció que FRONTEX establecerá una "base temporal" en las Canarias. A finales de septiembre se evaluará si es necesario prorrogarla.

El director de la Agencia explicó que desde finales de julio ya hay en Canarias un operativo de unas nueve personas de Italia, Portugal, Francia y Dinamarca que trabaja en la identificación de inmigrantes. Atribuyó los sucesivos retrasos en el lanzamiento de las patrullas a las reticencias de los Estados miembros para aportar medios, y no quiso precisar una fecha concreta para el lanzamiento de la operación por razones de seguridad, aunque dijo que todo está ya preparado.

En el mismo sentido se expresó el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, que dijo que "prácticamente todos los problemas que existían para su puesta en funcionamiento han desaparecido". Insistió en que el operativo es "muy complejo" desde el punto de vista técnico y político pero "está en condiciones de ponerse en marcha a principios de agosto".

"Creo que el tiempo en que se ha desarrollado esta operación es un tiempo extraordinariamente corto para los problemas y las complejidades que suponía", añadió. Recordó que es la primera operación de FRONTEX, y supone que países ajenos a la UE admitan un patrullaje conjunto en sus aguas territoriales, y que los Estados miembros "trabajen conjuntamente en esta materia".

LOS PAÍSES MEDITERRÁNEOS PIDEN AYUDA

Los ministros de Justicia e Interior de los Veinticinco discutieron ampliamente los problemas relacionados con la inmigración irregular, momento que fue aprovechado por España, Malta, Italia y Grecia para pedir más apoyo de la UE.

Camacho calificó de "extraordinariamente importante" el hecho de que todos los Estados miembros consideren la inmigración ilegal como un "problema europeo", algo "impensable" hace sólo un año. Y dijo que España ha jugado un papel de "liderazgo" en el establecimiento de una política europea de inmigración común, con iniciativas como la convocatoria de la cumbre UE-África en Rabat o la operación de FRONTEX en Canarias.

La secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, reclamó por su parte que los fenómenos migratorios se aborden desde un enfoque "integral y global" y que no se trabaje en "compartimentos estancos". "Una correcta y adecuada política de flujos migratorios de acuerdo con las necesidades del mercado laboral de cada Estado miembro será sin lugar a dudas un buen acicate para continuar una lucha efectiva contra la inmigración clandestina", dijo.

Por su parte, el viceprimer ministro de Malta, Tonio Borg, destacó que su país ha recibido 1.200 inmigrantes irregulares durante los 6 primeros meses del año y pidió la ayuda del fondo de solidaridad europeo para barracones de acogida, entre otras cosas. Asimismo, reclamó que la UE concluya acuerdos de readmisión con los países de origen.

El representante italiano, Giuliano Amato, señaló que las misiones puntuales como la de FRONTEX en Canarias representan "riesgos graves" porque desvían los flujos migratorios a otros países. En este sentido, explicó que Italia ha recibido en la primera mitad del año 2.000 inmigrantes más que el año pasado en Lampedusa, que en su mayoría son marroquíes. "Vienen hacia Italia porque otras rutas se les han cerrado", protestó. También lamentó que España tenga un acuerdo de readmisión bilateral con Marruecos y su país y la UE no.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies