El PPCV exige a Zapatero "más sensibilidad y menos sectarismo" para "aparcar su política del olvido"

 

El PPCV exige a Zapatero "más sensibilidad y menos sectarismo" para "aparcar su política del olvido"

Actualizado 27/08/2006 16:32:51 CET

VALENCIA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del PPCV, Adela Pedrosa, exigió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "más sensibilidad y menos sectarismo político para hacerse cargo de la situación que ha creado en materia de inmigración" y para "aparcar su limosneo de recursos y su política del olvido" con los inmigrantes que traslada a la Comunitat Valenciana.

Pedrosa se refirió de este modo al "galimatías" que el Ejecutivo socialista ha creado en materia de inmigración y, al respecto, tildó de "bochornoso" que se "desentienda totalmente del caos de fronteras que su ruinosa gestión ha provocado" y que "ha generado numerosas llamadas de atención por parte de la Unión Europea (UE)".

Asimismo, lamentó que su "política de descontrol y brazos cruzados" se haya convertido en el "mayor fiasco político" de sus años de Gobierno por lo que le exigió "buenas dosis de diligencia y sentido común para afrontar un tema de Estado que se le ha escurrido entre las manos" y para que sus propuestas "no queden de nuevo en papel mojado".

En esta línea, advirtió de que Zapatero "se ha quedado paralizado ante la situación que ha creado" mientras el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, "ha desaparecido para no dar la cara" lo que llevó a las CC.AA y a los ayuntamientos a "hacer un sobreesfuerzo para que estas personas reciban la mejor atención posible".

En este sentido, Pedrosa le exigió a Zapatero "dedicación exclusiva" y "trabajo de sol a sol" para reconducir la situación en lugar de "despreocuparse de los inmigrantes y del conjunto de la sociedad, de eludir responsabilidades y de oponer resistencia a la búsqueda de alternativas favorables para todos".

Por ello, retó al presidente del Ejecutivo central a que "se comprometa con la situación de la inmigración y deje de postergar una materia que está a la cabeza de las preocupaciones ciudadanas y a la cola de las del Gobierno central".

Criticó el "sectarismo económico" que el Ejecutivo socialista "atribuye a este asunto según el color político de la comunidad autónoma que le ocupe" y, en esta línea, calificó de "inaudito" que "mientras las comunidades gobernadas por el PSOE reciben 60 euros por inmigrante, la Comunitat Valenciana tenga que conformarse con la mitad".

"Por suerte --continuó--, el Ejecutivo de Francisco Camps sabe muy bien que la inmigración no es un tema baladí y que, precisamente por ello, es un punto clave como así lo demuestran los actuales 450 millones de euros destinados a la atención sanitaria, a la educación y a la integración frente a los irrisorios 22 millones que aporta el Gobierno central".

"COCTEL DE SINSENTIDOS"

Por otro lado, la secretaria general del PPCV lamentó que "frente al cóctel de sinsentidos de Zapatero hayan tenido que ser las CC.AA gobernadas por el PP las que hayan planteado las primeras actuaciones y alternativas a tanto descontrol", en alusión a la propuesta del Gobierno valenciano realizada a Zapatero para tratar en una reunión urgente la solución a esta situación o la propuesta del Gobierno murciano de solicitar un pacto de Estado para coordinar políticas de inmigración con todas las comunidades autónomas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies