Interior se declara "abierto al debate" sobre La Ley de Seguridad

 

Interior se declara "abierto al debate" sobre La Ley de Seguridad

Actualizado 17/12/2013 22:26:44 CET

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Interior ha modificado a la baja las sanciones más polémicas de su borrador inicial de Anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, pero desde el Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz niegan que estos cambios se deban a las críticas recibidas o a las presiones desde distintos sectores tras conocerse los planes iniciales del Ministerio. El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha declarado este jueves que se encuentran "abiertos al debate" y no ha descartado nuevas modificaciones durante su presentación mañana en el Consejo de Ministros.

Entre las modificaciones más significativas se encuentra la relativa a las manifestaciones en torno al Congreso de los Diputados que pasa de ser considerada como infracción "muy grave" (entre 30.001 a 600.000 euros de multa) a "grave" (entre 1.001 y 30.000 euros de multa). También los insultos, coacciones o amenazas a los agentes de la Policía pasan de ser considerados "graves" a "leves" (multa de entre 100 y 1.000 euros de multa), según Interior. Además se rebaja la consideración para la difusión de imágenes de los miembros de las fuerzas de seguridad con intención de menoscabar su honor o el de su familia.

"Esto y otras tantas cosas están abiertas al debate y puede que también cambie en el Consejo de Ministros", ha dicho el 'número dos' de Interior quien ha explicado que la consideración que algunas conductas tengan en un catálogo de infracciones "es una cuestión que recoge opiniones de diversos ministerios". "Se valora, se debate y se lleva una propuesta que tambien podría cambiar en el Consejo de Ministros", ha insistido tras ser preguntado por estos cambios tras su participación en un seminario sobre ciberseguridad.

Ya ayer el ministro, Jorge Fernández Díaz, aseguró que se habían "reconsiderado" las infracciones previstas para las manifestaciones en torno al Congreso de los Diputados y aseguraba que sólo se aplicarán cuando se produzcan sin el consentimiento de las autoridades y cuando se incurra en una alteración del orden público. "Sólo deben temer los violentos", indicó.

Minutos antes había mantenido en el hemiciclo del Congreso un tenso debate con el diputado socialista Eduardo Madina, quien le advirtió de que sí esta Ley sale adelante España vivirá "la mayor ola de protestas callejeras de la historia democrática".

"SUGERENCIAS", PERO NO PRESIONES INTERNAS

Desde que se conocieron los primeros detalles, esta Ley ha recibido críticas desde sectores políticos, sociales e incluso policiales. Fernández Díaz aseguró también en el Congreso que por parte del Gobierno y el PP no se han recibido presiones para cambiar el texto de la Ley de Seguridad Ciudadana, pero sí "sugerencias" y "propuestas", algo que ha calificado de "normal" en esta fase de elaboración de la norma.

Finalmente el borrador será presentado este viernes en el Consejo de Ministros, un trámite previsto para la semana pasada --antes de introducirse estos cambios--, que se aplazó por la necesidad de realizar ajustes jurídicos, según argumentó entonces el Ministerio del Interior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies