Interior desvela que fueron los propios aficionados del Madrid los que retiraron una bandera nazi colocada por radicales

Publicado 24/04/2014 19:53:05CET

Explica que la mayoría de seguidores madridistas increparon a los autores de la colocación y les forzaron a retirarla

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha desvelado este jueves en el Senado que la Policía recibió el aviso de que en el lugar en el que se encontraban los seguidores del Real Madrid antes del inicio de la final de la Copa del Rey disputada en Valencia se había colocado una bandera nazi. No obstante, ha añadido que cuando los agentes llegaron, la bandera ya había sido retirada por la acción de los propios aficionados madridistas que increparon a los autores de la colocación de la bandera.

"Según el informe policial, se solicitó comprobar la veracidad de una llamada que avisaba de una bandera nazi colocada en la carpa del Real Madrid. Se verificó que, al parecer, unos individuos habían colocado la bandera y fueron increpados por la mayoría de los aficionados del Real Madrid". En ese sentido, ha explicado Martínez que, aunque la reacción policial fue inmediata, cuando llegaron, la bandera ya había sido retirada.

"A veces no hace falta que actúe la Policía", ha explicado el secretario de Estado, quien ha elogiado la actuación de los ciudadanos. El secretario ofreció estas explicaciones después de las críticas de la senadora de ERC Ester Capella, quien protestó por la proliferación de banderas y simbología nazi en acontecimientos deportivos como, por ejemplo, la pasada final de Copa del Rey.

Es habitual que en las finales de esta competición y para dar cobijo a ambas aficiones se habilitan dos carpas para los seguidores de cada equipo en puntos distintos de la ciudad, por separado y para evitar incidentes.

Martínez ha defendido que existe una Ley contra la violencia, el racismo, la intolerancia y xenofobia en el deporte desde 2007 que contempla sanciones duras y que las fuerzas de seguridad actúan. En ese sentido ha añadido que en lo que va de la presente temporada se han realizado 23 propuestas de sanción a aficionados de entre 3.000 y 4.000 euros y prohibición de entrar en estadios de seis meses a un año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies