Interior y FEIQUE firman un convenio contra el desvío de químicos para la fabricación de explosivos

Publicado 15/03/2018 13:37:17CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio del Interior y la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE) han suscrito este jueves un protocolo de colaboración contra el desvío de sustancias químicas para la fabricación ilícita de explosivos.

El convenio, suscrito por el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y el presidente de la FEIQUE, Antón Valero; contempla la redacción y aprobación de un instrumento adaptado al Plan de Acción de la Unión Europea contra el tráfico ilícito y uso de armas de fuego y explosivos y a las sucesivas iniciativas que persiguen mejorar la seguridad de los precursores de explosivos, según informa Interior en un comunicado.

La iniciativa, que tendrá una duración ilimitada, supone un "paso avanzado" del Convenio de Colaboración Voluntaria firmado en mayo de 2008 para luchar contra el tráfico de drogas en general y, en particular, para el control de las sustancias no fiscalizadas susceptibles de desvío para la fabricación ilícita de estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

Tal y como explica Interior, el uso indebido de precursores de explosivos y su tráfico ilícito "representan" una grave amenaza para la seguridad y el bienestar de todos los ciudadanos. En este sentido, recuerda que "determinadas sustancias y mezclas químicas de uso común constituyen potenciales precursores de explosivos" que pueden, por tanto, ser utilizados indebidamente para su fabricación y hay que controlarlos.

Este protocolo de colaboración, que atiende a las recomendaciones efectuadas por el Comité Permanente sobre Precursores creado por la Comisión Europea en 2018, implica que la FEIQUE colaborará con los fines del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

El acuerdo conlleva un compromiso de "absoluta confidencialidad" sobre la información que intercambien las partes y la adopción de medidas orientadas a garantizarla y la creación de una Comisión de Seguimiento que velará por el convenio.

Asimismo, ambas partes organizarán jornadas, grupos de trabajo o reuniones donde se recojan tanto las dificultades como las medidas a adoptar y difundirán información pertinente en ambas direcciones sobre proyectos normativos y puntos de vista.