Irene Villa reitera que nunca le molestará "ningún tipo de gracia o chiste" sobre ella

Irene Villa
EUROPA PRESS
Publicado 25/06/2015 15:38:29CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Irene Villa, víctima de un atentado de ETA en 1991, ha afirmado este jueves, después de conocerse la imputación del concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata por la Audiencia Nacional, que "nunca" le ha molestado ni le molestará "ningún tipo de gracia o chiste" sobre su persona.

Así lo asegura en un comunicado que ha remitido a los medios de comunicación después de conocerse que el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha citado a declarar el próximo 7 de julio al concejal de Ahora Madrid por un supuesto delito de humillación a las víctimas del terrorismo y a ella misma como testigo y afectada por los comentarios que Zapata escribió en la red social Twitter.

"Nunca me han molestado, ni me molestarán, ningún tipo de gracia o chiste sobre mi persona. Es un problema solo de las personas que puedan hacerlos. Me considero una mujer afortunada, tanto por mis logros, como por la gente que me rodea. Solo me consideraría desafortunada si alguien intentase atentar contra mi honor o el de la gente que quiero y me rodea", asegura Irene Villa.

Asimsimo, ha querido aprovechar este comunicado para "dar las gracias a todos los medios de comunicación" que se han dirigido a ella para trasladarle "su apoyo ante los últimos acontecimientos".

"También quiero hacer extensivo este agradecimiento a los miles de mensajes que me han enviado personas que no me conocen. Y en segundo lugar, quiero dejar clara mi postura con respecto a este tema", asegura, antes de manifestar que no le molestan los "chistes" que se hagan sobre su persona. "Muchas gracias a todos", concluye.

Horas antes de que se conociera la imputación, Irene Villa afirmó en una entrevista a EsRadio, recogida por Europa Press, que le sorprendería que la Justicia imputase al concejal de Ahora Madrid por sus 'tuits' con chistes sobre ella misma, sobre las niñas de Alcasser y sobre el Holocausto, porque fueron chistes, no amenazas.

"Mucha gente dirá que es algo terrible, pero como no me parece algo terrible porque es un chiste, me llevaría un poco de sorpresa, si hay que imputar a toda la gente que cuenta chistes de este tipo habría una cola enorme", declaró.