La carnicería del líder de la 'célula' perteneció a un condenado a muerte por los atentados de Casablanca

Actualizado 24/10/2007 20:11:22 CET

Ayachine ha pasado de homicida y maltratador a líder radical con una nueva novia que le ayudaba a incentivar a la 'yihad'

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La carnicería que regenta en Burgos Abdelkader Ayachine, el líder de la célula de islamistas radicales desarticulada hoy por la Guardia Civil, perteneció a uno de los condenados a muerte en Marruecos por los atentados del 16 de mayo de 2003 en Casablanca, donde murieron 45 personas, tres de ellas de nacionalidad española, informaron a Europa Press fuentes de la investigación. Ahora, los agentes investigan si se la había vendido o simplemente le había cedido su explotación.

Ayachine, además de vender cordero, utilizaba el local para recaudar el 'zacat', la limosna que según los preceptos del Islam todo buen musulmán debe donar a los pobres. Sin embargo, Ayachine derivaba esos fondos a presos en Marruecoss que habían sido condenados por los atentados de Casablanca, en los que 12 terroristas suicidas se lanzaron contra cinco objetivos de la ciudad, entre ellos la Casa de España.

El 19 de agosto de 2003, un tribunal marroquí condenó a muerte a cuatro personas por su participación en los atentados, ya fuera como suicidas 'frustrados' o como ideólogos de la masacre. Todos ellos pertenecían a la 'Yihad Salafista, como el resto de condenados, entre los que hat 39 penas a cadena perpetua y 15 sentencias de 30 años.

Por su parte, Abdelkader Ayachine es un tipo que se ha radicalizado durante los muchos años que lleva residiendo en España, según han constatado los investigadores. La Guardia Civil maneja fotografías de Ayachine vestido al estilo occidental, con traje y gafas, y otras más recientes en las que cubre su cabeza y ha dejado crecer mucho su barba.

UNA NOVIA 'YIHADISTA'.

Además de su aspecto, Ayachine había modificado su conducta. En España había cumplido condena por el homicidio de un familiar de su anterior esposa, a la que golpeaba, incluso después de que un juez librase una orden de alejamiento, informaron a Europa Press las fuentes citadas. Ahora, el argelino tenía otra pareja sentimental, Fatima Zahrae Raissouni, también arrestada hoy. Según la Unidad Central Especial - 2 de Guardia Civil, dedicada a la lucha contra el terrorismo islamista, Fatima estaba tan radicalizada como Abdelkader y servía a éste como "correo" de dinero y documentos.

Asimismo, Fatima Zahrae también mantenía una intensa actividad en Internet. De hecho, hace unos años, obtuvo la calificación de apta en un curso de Informática que había seguido en un centro de Calahorra (La Rioja).

Pero a quien considera la Guardia Civil lugarteniente de Ayachine es al marroquí Wissam Lofti, que junto a Ayachine lideraba el grupo, autodenominado 'Los Ansar'. 'Ansar' significa 'partidario de' y en este caso hace referencia a Ansar al Islam, la facción de Al Qaeda que actúa en Irak.

MANUALES DE EXPLOSIVOS.

La célula de islamistas radicales tenía en su poder manuales para la fabricación de artefactos explosivos que previamente había 'descargado' de Internet. A pesar de tener en su poder estos manuales, los arrestados no constituían un grupo "dinamizado" para la preparación de atentados y en su poder no se han encontrado armas ni explosivos, precisaron las fuentes consultadas.

En los seis registros domiciliarios, los agentes se han incautado de una gran cantidad de archivos de texto, audio y vídeo en los que se exalta la 'yihad' y se muestran acciones terroristas en Irak, así como discursos de líderes radicales. Los arrestados los habían conseguido a través de 'descargas' directas en diferentes páginas de la Red, pero también participaban en foros 'yihadistas' y se intercambiaban numerosos correos electrónicos.

Entre esas imágenes aparecen Osama Bin Laden, su 'número dos', Ayman Al Zawahiri, el líder de la guerrilla chechena ya fallecido Samil Basayev o el jeque Omar Abdelrahman. También se han encontrado vídeos en los que junto a la figura de encapuchados y de Bin Laden aparecen soldados estadounidenses heridos o llorando.

Además, la Guardia Civil investiga la conexión internacional de esta red, que podría encuadrarse en otra estructura más compleja. De hecho, los Servicios de Información de Suecia, Estados Unidos y Dinamarca se han implicado en la investigación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies