Saura dice que la operación "no fue apresurada" y que "vale más pecar por exceso que por defecto"

Actualizado 22/01/2008 21:22:55 CET

TORTOSA (TARRAGONA), 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Interior de la Generalitat, Joan Saura, aseguró hoy que la operación policial contra presuntos islamistas radicales en Barcelona "no fue apresurada" y que, en el caso de evitar atentados terroristas, "vale más pecar por exceso que por defecto".

Explicó que la decisión de practicar las detenciones la tomó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "en base a la información que tenía". "Era la que debía tomar y era la que yo hubiera tomado", afirmó

Saura dijo que "ante informaciones que plantean la posibilidad de acciones violentas importantes, se debe intervenir". Según él, ahora hay que vaciar los ordenadores que se incautaron, examinar las llamadas de los teléfonos móviles, ver el material y "decidir cuál es el alcance de esta operación".

El consejero aseguró que "que haya detonadores y balines es preocupante, y por lo tanto, independientemente del alcance de la operación, creo que el ministro actuó correctamente y que, en estos casos, vale más pecar por exceso que por defecto".

El responsable de Interior dijo también que el Ministerio actuó "ante los indicios que tenía de un atentado inmediato". "Se hubiera actuado igual aunque no estuviéramos en periodo electoral. La información de Rubalcaba era lo suficientemente importante para hacer esta operación policial".

Saura añadió que, aunque mañana comparecerá en la comisión de materias reservadas del Parlament para explicar el alcance de esta operación, ya ha informado de ella a los portavoces de todas las formaciones políticas catalanas.

VISITA A TORTOSA.

El consejero hizo estas declaraciones en Tortosa (Tarragona), adonde hoy se desplazó todo el Gobierno catalán para realizar la reunión ordinaria semanal del Consell Executiu. Por la tarde, Saura visitó el parque de Bomberos de la Generalitat de la localidad, que se reformará y ampliará. Además, se construirá la nueva sede de la Región de Emergencias de las Terres de l'Ebre, de 155 metros cuadrados.

Las obras empezarán antes de la primavera y tendrán un presupuesto de 2,3 millones de euros para una superficie total de 1.500 metros cuadrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies