IU aprueba una resolución que pide a la Comisión de Garantías que resuelva conflictos pendientes con "celeridad"

Actualizado 16/12/2006 18:58:04 CET

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El conflicto de las listas electorales de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid dentro de Izquierda Unida (IU) llegó hoy al Consejo Político Federal de la coalición, en el que intervinieron los principales protagonistas de la polémica, que mantiene enfrentadas a la Dirección Federal y a la madrileña.

Todos ellos mantuvieron las mismas posturas defendidas durante las últimas semanas, aunque lograron consensuar una enmienda al documento de coyuntura política de Llamazares sobre la situación de las listas electorales en Madrid, en la que piden a la Comisión Federal de Garantías que resuelvan los conflictos pendientes con "celeridad".

Este Consejo aprobó hoy un documento -con un apoyo del 61 por ciento- sobre actualidad política de su coordinador general, Gaspar Llamazares, dentro del cual se incluye una parte específica para la situación de enfrentamiento provocada por la confección de las listas para Madrid.

"Debe quedar claro que ningún militante ni organización están al margen de la legalidad de IU. La exclusión, la limitación de la democracia interna, de la capacidad de expresar opiniones diversas, es completamente ajena a nuestros principios", argumenta la enmienda.

Llamazares logra así que el máximo organismo entre asambleas de IU haga una mención explícita a la situación de desencuentro que actualmente existe entre la Dirección Federal y la Dirección Regional de la formación en la Comunidad de Madrid, abogando además por que los militantes opten por la "lógica de sumar y no de restar".

Hace unos días se hizo pública una resolución de esta Comisión Federal de Garantías, por la que se pone en duda la correcta elección de candidatos en Móstoles, Leganés, Parla y Coslada, y que podría incluso afectar a las listas al ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, algo que ha llevado a hablar de una posible escisión entre ambas federaciones. En este sentido, el documento recalca que este Consejo defiende el respeto que debe tenerse a las decisiones adoptadas por sus órganos, entre ellos la Comisión de Garantías.

POSICIONES ENCONTRADAS

El coordinador regional madrileño, Fernando Marín, perteneciente al sector crítico con la Dirección Federal de Gaspar Llamazares, aseguró que el conflicto es "ficticio", al tiempo que recalcó que los estatutos están para que los cumplan todos y afirmó que quien crea inestabilidad es "quien traslada a los medios de comunicación problemas que no existen". Añadió que está "cansado" de proponer acuerdos, ante lo cual lamentó que nadie haya "recogido el guante".

Por su parte, el candidato de IU a la alcaldía de Madrid, Ángel Pérez, también crítico con el coordinador general, reclamó que se respete las normas de funcionamiento de las comisiones de garantías, sobre todo por parte de quienes deben gestionar la legalidad, "porque si los jueces no respetan la ley, ésta es inaplicable", y afirmó que a IU de la ciudad de Madrid no le afecta lo que pueda decir la Comisión Federal de Garantías.

"Abogo, apuesto, propongo, imploro, suplico, ruego, pido, solicito estabilidad política para la Dirección Federal y para todas las direcciones de todas las federaciones para esta batalla, para coordinar, con una Dirección Federal que respete y sea respetada, que no sea parte de cada federación, sino la expresión del acuerdo federal mismo", expuso.

Reconoció dificultades dentro de IU en la Comunidad de Madrid, "como siempre" pasa en la Comunidad, aunque puntualizó que se han hecho las cosas "como hace 4, 8 y 12 años". Asimismo, recordó que Madrid Ciudad no tiene estatutos, y no los tiene porque es una estructura de coordinación política en la que los distritos de Madrid se relacionan directamente con la dirección regional, "que es la federación que tiene el pacto federal con la Dirección Federal, no Madrid Ciudad, y por eso el pacto federal afecta sólo a la región".

Aseguró, además, que en Madrid el Consejo Político Regional eligió sus candidatos de entre las dos candidaturas presentadas. Explicó que una de ellas -la de Gregorio Gordo- obtuvo el 60 por ciento de los votos, mientras que la otra -encabezada por Inés Sabanés- fue apoyada por el 40 por ciento, por lo que la dirección regional eligió la de Gordo. A partir de ahí, subrayó que a quien obtuvo el 40 por ciento se le planteó una posibilidad de acuerdo que "sigue sobre la mesa".

"Sigue sobre la mesa y tienen que contestarla a quienes se les hizo la propuesta, y no tienen que contestarla ni la Dirección Federal, ni Llamazares, ni tampoco la Comisión de Garantías, por lo que de ahí no tenemos respuesta ni la esperamos. La propuesta de diálogo político se hizo a quien tuvo el 40 por ciento, y para el ayuntamiento de Madrid hubo una sola propuesta que tuvo el 70 por ciento de votos en el Consejo Político Regional -encabezada por Pérez-. Dadle las vueltas que queráis, pero cuantas más vueltas, más se perjudica a la federación madrileña y más a IU", sentenció.

PETICIONES DE RESPETO A LA LEGALIDAD INTERNA

En el lado opuesto, la candidata propuesta por la Dirección Federal a la alcaldía de Madrid y una de las promotoras del recurso ante la Comisión de Garantías Federal contra el proceso que llevó a Pérez a encabezar la lista, afirmó que existe el "riesgo de que Madrid salte por los aires" en mayo y genere una situación "irreversible que afecte a la organización federal". Añadió que en las condiciones actuales no se puede acudir a las elecciones de mayo de 2007, porque puede haber, según dijo, un "efecto dominó que podría llegar hasta las elecciones generales".

Asimismo, acusó a la Dirección de Madrid de no aceptar que es "minoría" en la ciudad y de decir que no va a cumplir lo que diga la Comisión de Garantías Federal. Por tanto, indicó que la situación en que se ha puesto la Dirección de Madrid ha sido "suicida", y criticó que tras 20 días aún no se haya notificado una resolución en firme de las decisiones tomadas por esa Comisión.

Así, concluyó que si se quiere pacificar a IU en Madrid, seguir teniendo organización para poder trabajar "decentemente" desde la "participación, coherencia y pluralidad, es necesario que vuelva a reunirse este Consejo a finales de enero o principios de febrero para tratar lo que ocurre en Madrid, "siempre que la federación de madrid incumpla el mandato de la Comisión de Garantías y no dé cauces para resolver el conflicto".

En esta misma línea se expresó Inés Sabanés -candidata frustrada a la Comunidad de Madrid con el 40 por ciento de apoyos-, quien reclamó respeto a las normas internas y decisiones de la Comisión de Garantías, y pidió una visión que permita cerrar "a corto plazo" los frentes de conflicto, con un acuerdo político. Además, reconoció que ella respeta y reconoce las ofertas de acuerdo, pero tomó la opción de intentar construir con otros el desarrollo de los compromisos adquiridos en la Asamblea General.

Finalmente, el ex coordinador regional, Fausto Fernández, pidió un acuerdo político para arreglar la situación, "volviendo a empezar", aunque puntualizó que no cree que se puedan rectificar algunos de los errores que se han cometido. En esta misma línea, resaltó que estaba anunciado desde el principio que IU Madrid estaba entrando en una vía "imposible" que no llevaba a "ningún sitio", por lo que concluyó que, en su opinión, la responsabilidad "es de todos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies