IU denuncia la disminución del presupuesto destinado a combatir la violencia de género

Actualizado 24/11/2011 14:32:04 CET

Arremete contra el Gobierno por no haber modificado la Ley Integral contra la Violencia de Género

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El área de la mujer de Izquierda Unida ha presentado un manifiesto con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género, que se celebra el 25 de noviembre, en el que denuncia que el presupuesto destinado a combatir este problema ha ido disminuyendo paulatinamente.

"En lo que va de año han sido asesinadas 55 mujeres, pero el presupuesto destinado a combatir la violencia de género no sólo no aumenta sino que va disminuyendo paulatinamente", dice el texto, que constata que en esta época de crisis económica internacional "la creciente desigualdad y el aumento consecuente de la violencia de género ha pasado a un segundo plano, si es que alguna vez ha ocupado otro" a nivel global.

De nuevo en lo que respecta a España, afirma que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no ha querido" modificar la Ley Integral contra la Violencia de Género, "empecinado en su modelo de violencia encorsetado en una sola causa, obstinado en no reconocer que la violencia de género es una cuestión estructural que hay que erradicar desde todos los ámbitos".

A este respecto, IU defiende que la ley "reconozca la violencia de género en todas sus manifestaciones y la defina como un atentado contra los derechos humanos de las mujeres, encuadrado en un marco de las relaciones de dominación", según proponía en su programa para las elecciones generales.

Igualmente, proponía una dotación presupuestaria específica para poder abordar los programas destinados a la prevención, sensibilización y actuación contra la Violencia de Género.

En materia de igualdad laboral, el manifiesto del área de la mujer de IU señala que "los contratos a tiempo parcial y precarios son la oferta laboral para las mujeres".

TV Y LENGUAJE

Asimismo, advierte que "aumentan las emisiones televisivas donde se denigra la imagen de las mujeres y se las convierte en meros objetos", así como la publicidad que presenta a la mujer como una recompensa por la compra de un producto. En lo que respecta al lenguaje, reivindica que las mujeres sean "nombradas y designadas en femenino singular y plural".

El manifiesto reivindica "una verdadera coordinación política y administrativa para atajar esta lacra social" y "la implicación de todos los poderes públicos en dar las respuestas que la sociedad está reclamando y conseguir un mundo sin violencia de género". En este sentido, exige "realidades tajantes con resultados inmediatos" frente a "quimeras" y promesas".