IU, ERC, PNV y CHA saludan la dimisión de Fungairiño, cuyo cese ya pidieron tras su comparecencia en comisión de 11-M

Actualizado 02/02/2006 14:17:24 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las formaciones de Izquierda Unida, ERC, PNV y Chunta Aragonesista (CHA) saludaron hoy la dimisión del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, del que destacaron su falta de "neutralidad", de "parcialidad" y de "ecuanimidad", así como su "desapego de la realidad". Además, recordaron que ya habían solicitado su cese tras su polémica comparecencia en la comisión de investigación de los atentados del 11 de marzo.

Los portavoces de estas formaciones opinaban así ante la noticia de que Fungairiño deje su cargo en la Fiscalía de la Audiencia Nacional, en el que llevaba nueve años, por sus discrepancias con el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido.

IU: "CONNIVENCIA" CON INTERESES DEL PP

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, realizó una "valoración positiva" de algunos de los trabajos de Fungairiño relativos a la lucha antiterrorista, pero censuró su "connivencia" con los intereses políticos del PP y su "parcialidad" en asuntos como las causas sobre desaparecidos en Chile y Argentina y la persecución de delitos de genocidio a nivel internacional.

En declaraciones a Europa Press, Llamazares subrayó también que Fungairiño dio buena muestra de su "talante" en su comparecencia ante la Comisión del 11-M y recordó que su llegada a la Audiencia Nacional no contó con "ningún voto favorable" en el Consejo Fiscal. Asimismo, destacó que el "mismo sometimiento a la jerarquía judicial" que él demostró con el anterior fiscal general, Jesús Cardenal, es el que debe "aplicarse" ahora.

PNV: LA AUDIENCIA "MEJORARÁ"

El portavoz de Interior del PNV en el Congreso, Emilio Olabarría, aseguró que a partir de ahora la Audiencia Nacional "va a mejorar notablemente" al "liberarse de una persona que no reunía las condiciones que requieren la relevancia de su puesto". A su juicio, conoce el ordenamiento jurídico pero "no es un buen aplicador del mismo", por lo que "no era un buen defensor de la legalidad".

Es más, Olabarría puso en duda "su neutralidad", destacó su concepción "poco flexible y reaccionaria de los fenómenos delictivos", y criticó especialmente su "desapego de la realidad" en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales, algo que, según dijo, le "desacredita" para el cargo de fiscal jefe de la Audiencia.

El diputado del PNV, que fue ponente en la comisión de investigación del 11-M, recordó que todos los grupos salvo el PP solicitaron el cese de Fungairiño tras su comparecencia ante el órgano investigador por su "falta de respeto" al Parlamento y por su "desconocimiento absoluto" del terrorismo de corte islamista. "Mostró un palmario desconocimiento y desinterés por este fenómeno terrorista", reiteró. Por todo ello, dijo a Europa Press que esta dimisión es "un acto debido".

ERC: "UNA BUENA NOTICIA"

En la misma línea, el portavoz de Justicia de ERC y miembro de este grupo en la Comisión de Investigación sobre los atentados del 11-M, Agustí Cerdà, calificó como una "buena noticia" la salida de Fungairiño de la Audiencia Nacional.

"La Justicia española necesita algunas reforma en profundidad y que desaparezcan personajes tan poco ecuánimes como el fiscal Fungairiño es una buena noticia", comentó al ser preguntado sobre este asunto en rueda de prensa en el Congreso.

CHA: SE HA HECHO "TARDE"

Por su parte, diputado de la Chunta Aragonesista, José Antonio Labordeta, admitió estar "muy contento" tras esta dimisión, si bien afirmó que "llega tarde". Así, señaló que se debería haber producido cuando se negó a pedir la dimisión de Augusto Pinochet o cuando compareció en el Congreso por el 11-M.

En este sentido, indicó que fue una "vergüenza" que el fiscal jefe de la Audiencia Nacional admitiera en la comisión parlamentaria que no siguió las noticias sobre la investigación de los atentados porque sólo veía documentales de animales en la BBC. Ante esta "escandalosa" comparecencia, recordó, los grupos parlamentarios demandaron entonces su cese.