IU ve el apoyo de Merkel a Guindos como "infausto premio por los recortes" que ha promovido el Gobierno

Marina Albiol
EUPV
Actualizado 06/07/2015 10:04:05 CET

BRUSELAS, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Izquierda Unida (IU) en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha considerado que el apoyo de la canciller alemana, Angela Merkel, para que el ministro de Economía Luis De Guindos asuma la presidencia del Eurogrupo constituye "un infausto premio por los recortes, el empobrecimiento masivo de los y las trabajadoras y la privatización de servicios públicos" que ha llevado a cabo el Ejecutivo español.

"No es de extrañar que Merkel apoye a De Guindos como presidente del Eurogrupo puesto que éste ha demostrado su total sintonía con las políticas neoliberales defendidas por el Gobierno alemán y ha llevado a cabo cuantas reformas le han solicitado sin importarle las consecuencias sobre el bienestar de la mayoría y la pérdida total de soberanía por parte de la ciudadanía", ha denunciado en un comunicado la eurodiputada.

"Merkel recompensa así la servidumbre y seguidismo del Gobierno de Rajoy, le recompensa por haber vendido la soberanía y los derechos de la ciudadanía y ser parte de la estafa que el sector financiero ha llevado a cabo en los últimos años", ha apostillado.

Albiol ha asegurado que De Guindos es el "responsable directo de las políticas neoliberales" del Gobierno que han llevado a "cuotas de miseria y desempleo insólitas" y han dejado a "miles de personas sin hogar, a cerca de dos millones de familias con todos sus miembros en paro" y al "desmantelamiento de los servicios públicos".

La eurodiputada ha criticado que el apoyo a De Guindos constituye una "inaceptable recompensa" y "solo vendría a dar más luz al verdadero proyecto que apoyan tanto Rajoy como Merkel: el empobrecimiento de la ciudadanía europea en beneficio de las grandes entidades financieras y riquezas europeas".

Albiol ha recordado la etapa de De Guindos en Lehman Brothers, una de las entidades financieras que propició el estallido de la crisis o casos como el de Catalunya Banc, al que se destinó 14.000 millones de ayudas públicas y se vendió al BBVA por apenas 1.200 millones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies