Izquierda abertzale dice que el PSOE "está inmerso en un delirio represivo" que recuerda "a los tiempos más oscuros"

 

Izquierda abertzale dice que el PSOE "está inmerso en un delirio represivo" que recuerda "a los tiempos más oscuros"

Actualizado 05/05/2008 18:26:30 CET

BILBAO, 5 May. (EUROPA PRESS) -

La izquierda abertzale afirmó hoy que, tanto la detención de la alcaldesa de Arrasate, Inocencia Galparsoro, como el registro y cierre de la sede de ANV de Portugalete, son "ataques" que demuestran que "vivimos un estado de excepción" y aseguró que el PSOE "está inmerso en un delirio represivo" que, en su opinión, recuerda "a los tiempos más oscuros de nuestra historia".

En un comunicado, la izquierda abertzale denunció que "el déficit democrático que vivimos en Euskal Herria es muy grave" y que "las violaciones de derechos que se dan en nuestro pueblo son aterradoras".

"Todo esto nos recuerda a los tiempos más oscuros de nuestra historia, porque han vuelto entre nosotros la inquisición y el franquismo más crudos. Han puesto en marcha una caza de brujas contra la opción independentista, para volver a dejar sin derechos civiles y políticos a 200.000 personas. El PSOE están inmerso en un delirio represivo hasta el punto de realizar acusaciones jurídicas que no tienen ni pies ni cabeza", señaló.

En este sentido, aseguró que las decisiones contra la izquierda abertzale son "decisiones políticas tomadas por el Gobierno de España, por el PSOE", aunque, según dijo, Garzón trate de ponerles un "maquillaje jurídico". Así, aseguró que en España "no existe separación de poderes ni Estado de Derecho" y que el Poder Judicial "funciona en base al análisis político que realizan ciertos partidos políticos".

Asimismo, la izquierda abertzale criticó la actitud del PNV porque "ha puesto la alfombra roja a la Policía de España para que cierre nuestra sede", en referencia a la clausura esta mañana de la sede de ANV de la localidad vizcaína de Portugalete por orden del juez Baltasar Garzón.

"Muchas veces decimos que todos estos ataques no serían posibles sin la aprobación y la ayuda del PNV, y hoy hemos vivido en Portugalete otro ejemplo de lo que decimos: ha golpeado e identificado a los ciudadanos que han acudido a denunciar el cierre", indicó.

Por último, advirtió de que "no lograrán acabar con la izquierda abertzale y la opción independentista", porque, según dijo, "pueden cerrar nuestras sedes, pueden encarcelar a nuestros miembros, pueden cerrar los lugares de reunión de nuestra gente, pero no lograrán hacernos callar y detener nuestra actividad política".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies