La izquierda postcomunista alemana pide abordar en el Parlamento la situación de Puigdemont

Dietmar Bartsch delDie Linke de Alemania
REUTERS / AXEL SCHMIDT
Actualizado 26/03/2018 19:13:37 CET

BERLÍN, 26 Mar. (DPA/EP) -

El partido de la oposición alemana Die Linke (La Izquierda) ha pedido este lunes la convocatoria de la Comisión de Asuntos Jurídicos y de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento alemán para abordar la situación del expresidente catalán Carles Puigdemont, detenido el domingo en territorio germano.

La formación postcomunista solicitó que dichos órganos se reúnan lo antes posible en sendas sesiones extraordinarias. "Que un tribunal de Schleswig-Holstein decida el futuro de Cataluña es una broma", ha afirmado el portavoz del grupo parlamentario de La Izquierda, Dietmar Bartsch. "El debate sobre el estatus de Cataluña es político, no jurídico, y debe llevarse a cabo en España con ayuda de la Unión Europea y en ningún otro lugar", ha añadido.

La Comisión de Asuntos Jurídicos del Bundestag alemán tiene entre sus funciones examinar la legalidad de las leyes en materia de derecho penal y civil, así como en cuestiones de derecho procesal. Por su parte, el Comité de Asuntos Exteriores asesora y acompaña al Gobierno alemán en cuestiones de política exterior de carácter altamente sensible. Normalmente, este órgano delibera a puerta cerrada.

La Izquierda exige movimientos por parte de los políticos alemanes, mientras que el Gobierno de Angela Merkel por el momento ha optado por desvincularse del arresto del político catalán alegando que se trata de un asunto meramente jurídico.

La Izquierda tiene 69 diputados en el Parlamento, formado por 709 escaños. El Gobierno de Gran Coalición de Merkel cuenta con el apoyo de conservadores y socialdemócratas, que suman 399 escaños. La principal formación de la oposición es la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD, 92 escaños), seguida de los liberal-demócratas (80 escaños).

Puigdemont fue detenido en la mañana del domingo en una gasolinera de la autopista A7 tras entrar en territorio alemán desde Dinamarca por la frontera norte en respuesta a una orden de captura europea activada por el Tribunal Supremo español.