El PP pide que se garantice la "tranquilidad" en La Guardia al aparecer pintadas contra el alcalde

Actualizado 10/05/2007 14:23:51 CET

JAÉN, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El PP de Jaén pidió hoy a la Subdelegación del Gobierno central en la provincia que "garantice la tranquilidad" en el desarrollo de la campaña electoral del municipio de La Guardia, tras la aparición de pintadas contra el alcalde, Juan Morillo, y agresiones en el entorno familiar del regidor.

En rueda de prensa, el presidente del PP de la provincia de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, precisó que "en los últimos ocho años ha reinado la tranquilidad en el municipio de La Guardia" y aseguró que con la llegada del secretario general del PSOE de La Guardia, José Salas, "ha empezado a notarse un clima de crispación".

Asimismo, insistió en que "no deja de ser casual que aparezcan pintadas y haya agresiones en la antesala del inicio de la campaña electoral de La Guardia", por lo que "la Subdelegación del Gobierno central debe tomar cartas en el asunto y garantizar la limpieza y la tranquilidad en el desarrollo de la campaña electoral en La Guardia".

Por otro lado, el alcalde de La Guardia, Juan Morillo, hizo referencia a la "clara manipulación" de documentos administrativos en la tramitación del procedimiento de la ampliación de la urbanización de Entrecaminos del municipio, ya que, según apuntó, el por aquel entonces alcalde, José María Salas (PSOE) introdujo de manera "unilateral" y "sin acuerdos plenarios ni exposición pública que la fundamentasen", un nuevo proyecto que "alteraba" el ámbito territorial que "realmente había sido objeto de aprobación y de información pública".

En este sentido, se mostró convencido de que "Salas ha cometido una prevaricación a sabiendas de lo que acordó el pleno en 1994", por lo que se pondrá en conocimiento de la Fiscalía para que determine si, aparte de Salas, "hay más personas que intervinieron en el procedimiento".

Por su parte, Fernández de Moya aseguró que hoy solicitará la comparecencia en el Parlamento de la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, para que "esclarezca estos hechos denunciados por el PP".

Asimismo, pidió al secretario general del PSOE de Jaén, Gaspar Zarrías que "cese de inmediato" a Salas si este no presenta su dimisión porque "está utilizando su cargo como gerente de Epsa en contra del PP de La Guardia".

En este sentido, Morillo subrayó que "en la Delegación de Hacienda de la Junta de Andalucía aparece un expediente que demuestra que Salas adquirió una casa en 2002 por 150.878 euros y la vendió a mediados de 2005 por 400.000 euros". "Además, cobró otros 36.000 euros del Patronato de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Jaén, que se la tuvo alquilada durante tres años", añadió.

Así las cosas, el alcalde de La Guardia señaló que "el clima de crispación de La Guardia se produce porque Salas no quiere perder el ritmo de vida que lleva" y concretó que "puede haber hecho cerca de 13 transmisiones patrimoniales en los años en lo que ha sido gerente de Epsa".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies