EHAK considera que la sentencia supone "un nuevo episodio de conculcación de derechos civiles y políticos"

Actualizado 22/01/2007 17:52:29 CET

Asegura que los jóvenes de Segi son "totalmente necesarios" para el trabajo en la Comisión de Juventud del Parlamento vasco

VITORIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La parlamentaria de EHAK Ane Auzmendi manifestó hoy que la sentencia del Tribunal Supremo en la que se considera a Jarrai, Haika y Segi como organizaciones terroristas supone "un nuevo episodio de conculcación de derechos civiles y políticos", por lo que mostró su "más absoluto rechazo" a este fallo.

A través de un comunicado, Ezker Abertzalea criticó esta sentencia porque "supone profundizar en el estado de excepción que padece Euskal Herria" y "se trata de un episodio especialmente grave, porque lo que busca es impedir el derecho de la juventud vasca a organizarse como ella considere oportuno".

"A partir de ahora se considerará terrorista a toda aquella persona joven independentista vasca que trabaje por el derecho a la vivienda, por la defensa de la naturaleza, por la paridad de género, y contra la brutalidad policial", denunció Auzmendi, quien agregó que el fallo "supone un retroceso alarmante, uno más, de los valores y los principios de la democracia".

Desde este punto de vista, la presidenta de la Comisión de Juventud y Mujer del Parlamento vasco declaró "que los y las jóvenes de Segi son totalmente necesarias para el trabajo en la citada Comisión".

En este sentido, agregó que "no se entiende una futura Ley de Juventud sin la participación de Segi en igualdad de condiciones que el resto de organizaciones juveniles vascas".

RESOLUCION DEL CONFLICTO

Por otro lado, afirmó que la sentencia del Supremo "no es un paso hacia la resolución del conflicto político" que padece Euskal Herria desde hace décadas, sino más bien "un paso justo en la dirección contraria a la paz".

"Mientras desde la izquierda abertzale se insiste en su compromiso por una solución dialogada, el Gobierno central sigue sin desarmar sus estrategias de guerra, apostando por la represión, por la conculcación de derechos y por la falta de respeto a la palabra y la decisión de la sociedad vasca", denunció.

Asimismo, aseguró que esta estrategia "no es compatible con una solución dialogada", porque "para que haya diálogo es imprescindible un respeto mutuo entre las partes". "Si una de las partes sigue siendo encarcelada, atacada y se mantiene fuera da la ley, es imposible que se dé un diálogo serio", advirtió.

Auzmendi consideró además "igualmente rechazable" la reacción que ha tenido la Ertzaintza ante la sentencia del Supremo, y agregó que la actuación de "la policía de Balza" el sábado al mediodía en Vitoria "es propia de policías políticas, porque no se puede actuar con tanta violencia y tanta prepotencia contra unos jóvenes que de forma pública y pacífica dan una rueda de prensa".

Para EHAK, el PNV tiene que "aclarar a la sociedad vasca su postura", porque "no se entiende que mientras unos dirigentes nacionalistas estaban realizando declaraciones contra la sentencia del Supremo, otros ordenaban poner contra la pared y detener a los jóvenes independentistas".

Ante esta situación, el grupo Ezker Abertzalea anunció que en los próximos días va a registrar varias iniciativas parlamentarias, en las que reclamarán "que la Cámara se posicione contra la sentencia del Supremo y a favor del derecho de la juventud vasca a organizarse", y pedirán explicaciones sobre la "desafortunada reacción" del Departamento de Interior ante la citada sentencia judicial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies