Jáuregui dice que en las bases de Batasuna está muy establecida la idea de que la violencia es útil

Actualizado 14/07/2006 16:10:00 CET

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional del Congreso, Ramón Jáuregui, afirmó hoy que "desgraciadamente, en las bases de Batasuna", la subcultura de que la violencia es un "instrumento útil está demasiado establecida", y aseveró que los simpatizantes de Batasuna "tienen que entender que no hay más destino que la democracia".

Además, Jáuregui indicó que "gran parte de la desconfianza" que existe sobre el proceso es porque "el PP no está ayudando", y que el principal partido de la oposición "tiene derecho a establecer sus límites y a posicionarse críticamente", pero que debe hacerse "desde una colaboración con el Gobierno" y sin poner "palos en la rueda".

Así, señaló, antes de participar en uno de los cursos de verano de El Escorial organizados por la Universidad Complutense, que ha visto muchas oportunidades de acabar con ETA y que todas se han frustrado, pero agregó que en esta ocasión "hay razones como para que el fin de la violencia se consolide".

LÍNEAS ROJAS EN LOS DIÁLOGOS POLÍTICOS

Asimismo, manifestó que los diálogos políticos que acompañen la inserción de la izquierda abertzale en la política democrática tienen "líneas rojas". "Nunca tendremos que aceptar que alteremos el 'estatu quo' jurídico-político que nos hemos dado los vascos y los españoles durante 30 largos años para aceptar exigencias que no son democráticas", apostilló.

El que fuera secretario general de los socialistas vascos, manifestó que el paso que tiene que dar Batasuna es "incorporarse a la democracia" y aceptar de la Ley de Partidos", aunque agregó que hay que ser "suficientemente inteligentes como para no ponerles en un aprieto exagerado".

También quiso dejar claro que "con ETA no se negocia ni se dialoga políticamente nada" y que el acercamiento de presos "no forma parte del diálogo político". "Quizás pueda pertenecer a un diálogo que el Gobierno pueda mantener con la banda, pero yo no lo sé, de eso no puedo informar", sostuvo, y agregó que "la condición 'sine qua non' para tomar cualquier otra decisión es verificar la condición definitiva del abandono de las armas".

También reclamó "un margen de confianza" en el Gobierno, para que aproveche "esta oportunidad histórica de poner fin a fin la violencia", y opinó que el proceso requiere la sociedad acepte que es el Gobierno "el que tiene que gestionar un proceso delicado, sinuoso y duro".

Preguntado sobre la información que debe de dar el Gobierno en cuanto a los pasos que se van dando en el proceso, dijo que piensa, "honradamente", que el "proceso requiere prudencia y una cierta discreción".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies