Jáuregui dice que Zapatero está dispuesto a lograr acuerdos con Ibarretxe sobre el fin de ETA y grandes infraestructuras

Actualizado 19/05/2008 12:57:01 CET

Cree que la hoja de ruta de Ibarretxe tendrá "el recorrido que él ha señalado" y que será necesaria "una catarsis electoral"

BILBAO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Grupo socialista en el Congreso, Ramón Jáuregui, aseguró hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está dispuesto a lograr acuerdos con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, en cuestiones como la lucha contra el terrorismo y sobre "grandes infraestructuras" en Euskadi. Además, cree que Ibarretxe "ha impuesto" al PNV su 'hoja de ruta', que tendrá "el recorrido que él ha señalado", y afirmó que será necesaria "una catarsis electoral" en el País Vasco.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Jáuregui manifestó que "no está claro en el planteamiento del lehendakari la petición que acaba de hacer antes de su entrevista de mañana con el presidente del Gobierno de un diálogo con ETA". "Parece bastante anacrónica, bastante inoportuna", añadió.

Para el dirigente socialista, es necesario "impulsar entendimientos y acuerdos", y precisó que le consta "que el presidente del Gobierno va a ir en esa dirección".

"Lo que pasa es que los prolegómenos de la reunión vienen ya precedidos de situaciones que hacen que el éxito sea difícil porque el lehendakari publicó un documento, que es el que envió por carta al presidente del Gobierno español, conteniendo lo que hemos conocido como 'la ruta o la agenda política' del lehendakari, que éste explicitó en el debate del pleno de septiembre del año pasado en el Parlamento vasco", dijo.

Tras precisar que, "sobre esas bases, honradamente, hay que suponer que puede haber discrepancias", puntualizó que, "por parte del Gobierno vasco hay una predisposición a entenderse y a buscar acuerdos, por ejemplo, en lo que es más urgente en este momento, en la lucha contra el terrorismo y la búsqueda del final de la violencia y, al mismo tiempo, también en lo que son acuerdos de progreso sobre grandes infraestructuras, sobre grandes decisiones económicas o tecnológicas que el País Vasco reclama".

"En ese sentido, sé que Zapatero quiere tender su mano. Ahora, sobre lo que llamaríamos 'hoja de ruta' política del lehendakari, su Plan Ibarretxe II, sinceramente, creo que hay menos posibilidades de entendimiento", indicó.

LOIOLA

Ramón Jáuregui consideró que "no es demasiado leal" utilizar "los papeles" de las conversaciones de Loiola. "Allí hubo unas conversaciones en el tramo final de la tregua que buscaban desesperadamente y angustiosamente el final de la violencia, la incorporación de la izquierda abertzale a la política, etc", dijo.

Por ello, apuntó que, "en ese contexto, hubo papeles probablemente", aunque aseguró que él no los conoce. "Ninguno en oficial, ninguno compromete, respondían a un contexto, buscaban lo que acabo de explicar. Utilizar eso ahora, cuando ETA acaba de volver a la violencia y utilizarlo como una de las partes reivindicando a la otra documentos abstractos, no comprometidos, no corresponde a una actitud de lealtad por parte de quien ha participado en esas conversaciones, mucho menos por parte del lehendakari hacia el Gobierno de España", subrayó.

Asimismo, aseguró que "supone a una apelación a algo etéreo, que está fuera de contexto y que no tiene sentido en este momento". "Sinceramente creo que ése no es el camino. Creo que al lehendakari es lo que hay que reiterarle, y yo lo hago con todo el respeto, pero también con toda firmeza".

A su entender, "la solución a la situación en el País Vasco no es tanto inventarse fórmulas de imposición nacionalista sobre quienes no lo son, sino de acuerdo con quienes no son nacionalistas en el abanico identitario del país, para construir un país, para hacer efectivamente una comunidad y juntos también deslegitimar una violencia que no cesa y que nos persigue a unos cuantos para que el país tenga libertad y se pueda construir entre todos". "Yo creo que éste es el camino y la fórmula del lehendakari no es eso", indicó.

RECORRIDO DE LA HOJA DE RUTA

Sobre 'la hoja de ruta' de Ibarretxe, cree que tendrá, "más o menos, el recorrido que él ha señalado porque el lehendakari suele ser bastante coherente con lo que anuncia". "Y aunque muchos en su propio partido o en su propio gobierno no consideran prudente ni razonable el mantenimiento contra todo lo que rodea de su propia agenda, es muy probable que él siga su camino y, si antes de junio, no ha encontrado un camino de aceptación de sus reivindicaciones, probablemente, lleve al pleno del Parlamento vasco a finales de junio una especie de propuesta para consultar al país", precisó.

En este sentido, afirmó que se desconoce "que hará EHAK" y recordó que la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, "ha anunciado que negociarán el 'sí' de ese grupo". No obstante, señaló que el presidente del BBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que su partido "no negociará contra quien no condena el terrorismo".

Tras destacar que "este tipo de contradicciones se están viendo todos los días", dijo que no es bueno "hacer más pronósticos porque en este terreno tan pantanoso e incierto hay que ir poco a poco". "Pero yo tengo para mí que el lehendakari quiere llevar a cabo su proyecto y que eso nos conducirá, al fin y al cabo, a unas elecciones vascas más pronto o más tarde. Tocan en mayo del año que viene, pueden adelantarse", puntualizó.

Jáuregui aseveró que cada vez ve "más claro que sólo una catarsis electoral en el País Vasco, una especie de pronunciamiento del cuerpo electoral del País Vasco tiene que decidir el futuro de la política en Euskadi, porque la actual está empantanada".

"Yo veo las cosas muy bloqueadas, a un Gobierno vasco bastante agotado, llevamos ocho años con un plan o con otro, bastante roto, con muchas diferencias en sus partidos y una situación como la que estamos describiendo, probablemente, llama a las urnas", señaló.

También consideró que el lehendakari "ha impuesto al PNV su agenda, lo que llamaríamos su propuesta política", y la formación jeltzale "le ha pedido que lo administre con más tiempo, probablemente, para alejarse de las recientes elecciones generales que le dieron un mal resultado".