El JEMAD alerta de que los recortes han llevado a las Fuerzas Armadas "al límite" y esto "conlleva riesgos"

Agustín Conde y el JEMAD, general Fernando Alejandre
GPP - Archivo
Actualizado 16/04/2018 22:08:13 CET

Subraya la necesidad de realizar inversiones: "Diez años sin invertir dejan a las Fuerzas Armadas en una situación crítica"

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Fernando Alejandre, ha lanzado este lunes una advertencia sobre la situación en la que se encuentran las Fuerzas Armadas después de años de recortes en el presupuesto de defensa, cerca del "límite" en eficiencia y en una situación "crítica" por falta de inversiones, lo que ha avisado que "conlleva riesgos".

En una comparecencia en el Congreso ante la Comisión de Defensa, el general Alejandre ha retratado un complicado escenario para las Fuerzas Armadas y ha reconocido sus "dudas" de que la partida que el proyecto de Presupuestos les concede para 2018 sean "suficientes" para "recuperar en un breve espacio de tiempo las capacidades militares" perdidas durante los años de crisis económicas.

Según ha reconocido el jefe de la cúpula militar, ha comparecido ante el Congreso "preocupado" por la situación económica. "A pesar de la resolución del Gobierno en unos Presupuestos que frenan evolución negativa del presupuesto de defensa, tengo mis dudas de que sean suficientes para que las Fuerzas Armadas puedan recuperar en un breve espacio de tiempo sus capacidades militares", ha confesado.

A su juicio, lo más preocupante es el retraso en la modernización de los sistemas de armas disponibles, ya que "diez años sin invertir dejan a las Fuerzas Armadas en una situación crítica". Según ha apuntado, la "práctica totalidad" de los medios con los que cuenta la milicia española actualmente está en su segundo o tercer tercio de vida y la mayoría no han sido modernizados.

Pese a que el Ministerio de Defensa ha anunciado el próximo lanzamiento de un nuevo ciclo inversor, el JEMAD ha repasado las cifras del proyecto de Presupuestos presentado en el Congreso, que destina 2.000 millones de euros a pagar deuda pendiente y menos de cien euros a nuevas adquisiciones. "La capacidad de eficiencia tiene un límite y está cada vez más cerca", ha enfatizado.

Pero además, ha reclamado que, cuando se ponga en marcha este nuevo programa de adquisiciones, cuente con el apoyo de las Cortes Generales "y lo ideal sería que fuera comprometido por ley" para evitar polémicas partidistas y desajustes futuros.

POCA INVERSIÓN EN SEGURIDAD

El general Alejandre ha recordado que España adquirió con la OTAN en 2014 el compromiso de llegar a la inversión del 2% del PIB en defensa en una década. Entonces, España invertía el 0,92% y en 2018 está previsto que alcance el 0,91%, cifras que a su juicio demuestran que "España no invierte en la seguridad global la parte que le corresponde".

Esta dotación económica se intenta compensar "parcialmente" participando en las misiones internacionales, pero se hace "a costa de un gran esfuerzo de sus militares y de la operatividad global de las Fuerzas Armadas", según ha lamentado el JEMAD, que ha insistido en que "la operatividad se encuentra por debajo del nivel que demandan nuestros aliados y de lo que exige la situación de seguridad".

Según ha asegurado, desde el comienzo de la crisis las Fuerzas Armadas han hecho un "esfuerzo extraordinario" para racionalizar su sostenimiento y hacerlo más eficiente, pero ha avisado de que "la eficiencia tiene un límite y está cada vez más cerca".

Todo esto ha insistido en que "conlleva riesgos" y obliga a "priorizar unas unidades sobre otras", poniendo por delante la fuerza conjunta dedicada a la vigilancia permanente de los espacios de soberanía, estar en operaciones y asumir el papel de fuerzas de respuesta.

DEBATE IMPRUDENTE, DEMAGÓGICO Y POPULISTA

En esta situación ha adelantado que la financiación se destina fundamentalmente a preparar medios y unidades para participar en las misiones internacionales y, aunque ha dicho ser consciente de las demandas de la sociedad, ha rechazado el debate sobre detraer el presupuesto de defensa para destinarlo a otros servicios.

"Me parece temerario hablar de cañones o mantequilla. Es un debate injusto e imprudente, demagógico y algo populista", ha censurado el general haciendo hincapié en que sin defensa no sería posible disfrutar de bienestar social. A su juicio, existe en España una sensación de seguridad que sin embargo atentados como el de Barcelona el pasado verano demuestran que "las amenazas están más vivas que nunca".

Además, ha querido repasar la situación laboral de los militares y ha avisado de que, pese a que no pueden hacer reivindicaciones públicas, eso no quiere decir que no aspiren a disfrutar las mismas condiciones que otros grupos que "pueden y suelen manifestarse públicamente".

En cualquier caso, ha garantizado que las Fuerzas Armadas son "eficaces" y se puede confiar en ellas. "Las necesidades operativas de España están cubiertas", ha reconocido asegurando que los militares "están listos" para cumplir su misión y "garantizar el bienestar de la sociedad española".