Jordán dice que los gastos en su tarjeta de la empresa de Correa era parte de su sueldo

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Jordán dice que los gastos en su tarjeta de la empresa de Correa era parte de su sueldo

Publicado 10/11/2016 13:36:56CET

Afirma que el 'cabecilla' de la trama le pidió que cambiase su coche porque no era "representativo"

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una de las 37 acusadas en la primera época de la trama Gürtel (1999-2005) Isabel Jordán ha explicado ante el tribunal que los gastos personales que cargó a la tarjeta de crédito de la empresa de Francisco Correa que administraba se debe a un suplemento a su nómina y ha asegurado que el 'número dos' de la red, Pablo Crespo, tenía constancia de ello.

La acusada, para la que la Fiscalía solicita 39 años y 1 mes de prisión, ha constatado este jueves en la decimoquinta jornada del juicio, que comenzó el pasado 4 de octubre, que ella disponía desde 2005 de una tarjeta de empresa para realizar "compras de imágenes" de la agencia de fotografía Getty en Internet y para "otras muchas cosas" como gastos en notarios, registros mercantiles.

A preguntas del abogado de Crespo, Miguel Durán, Jordán ha dicho que "imagina" que fue el empleado y también acusado Javier Nombela quien pidió la tarjeta al banco y ha subrayado que Crespo sabía de la existencia de este plástico porque "había recibos de las compras". No obstante, ha señalado que entre esos gastos también había algunos relacionados con ella por "representación, gasolina, peajes".

EN BOUTIQUES DE LUJO SEGÚN CORREA

Correa explicó durante su declaración que perdió la confianza en la exdirectiva de Easy Concept tras descubrir que gastó con tarjetas de la empresa cerca de 400.000 euros en apenas tres meses, comprando en boutiques de lujo como Loewe, Chanel y Louis Vuitton.

En relación a esto, Jordán ha dicho que le pidió a Crespo un aumento de sueldo --que era de unos 3.000 euros mensuales, según ha especificado-- porque no "llegaba a final de mes". Debido a que al presunto 'cabecilla' de la trama "no le gusta subir el sueldo en las nóminas", llegaron al acuerdo de que cada tres meses le pagarían un suplemento de 2.000 euros.

"Como no me los daban, Crespo me dijo que podía hacer gastos personales con la tarjeta", ha apostillado y añadido que en los recibos relativos a estos expendios se indicaba el nombre "Isabel" para que no hubiera confusión. "Crespo lo sabía y no superaban los 2.000 euros", ha enfatizado.

Además, ha relatado que los "bonus" que le pagaban no tenían una cantidad fijada, sino que eran "conversaciones verbales" con Correa y Crespo y que se establecían en función del volumen de trabajo, acciones comerciales. Dentro de esos pagos adicionales se encuentra la compra de una vivienda, según detalló en la jornada del pasado lunes.

LOS COCHES DE "FUNCIONARIOS" NO SON "REPRESENTATIVOS"

Por otro lado, ha indicado a la sala que los dos coches de empresa de alta gama que utilizaba para los desplazamientos fueron un Range Rover y un Mini Cooper, debido a que en 2006 le dijeron que el coche, de la marca Peugeot, que tenía debía sera cambiado "inmediatamente" porque "era de funcionado" y "no representativo".

Así, ha afirmado que cambió a un "coche más grande que no sea de funcionario" teniendo en cuenta que Correa y Crespo tenían ambos vehículos de gama alta: "El Range Rover lo cambiamos por el Mini porque el señor Correa me dijo 'oye, ¿qué haces con uno tan grande?'".

Preguntada por si ordenó a la empleada de Servimadrid --una de las empresas de Correa-- Alicia Mínguez que retirase del banco 55.000 euros y 110.000 euros y se lo diese, Jordán ha asegurado que ella no autoriza esa gestión sino que sólo le pide que se lo entregue.

En este sentido, ha contado al tribunal que acompañó a Mínguez el 11 de octubre de 2007 a la retirada de la segunda cantidad y que se la llevó "a buen recaudo" con la intención de "solucionar" problemas en el pago de IVA. Sin embargo, ha detallado que, en este momento que coincidía con su intento de finalizar su relación laboral con Correa, se quedó con el dinero, por consejo de un abogado laborista, ya que no le iban a pagar la liquidación que le debían.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies