Jorge Fernández (PP) acusa al PSOE de defender un "anticlericalismo decimonónico y casposo"

Actualizado 02/01/2008 20:03:15 CET

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Grupo Popular en el Congreso, Jorge Fernández, aseguró hoy a Europa Press que el comunicado hecho público por el PSOE para responder a la Iglesia muestra un "anticlericalismo absolutamente decimonónico y casposo", y lo achacó al "nerviosismo" que hay entre los dirigentes socialistas tras el éxito de la concentración del domingo en favor de la familia.

En dicho comunicado, la Ejecutiva Federal del PSOE señala que "no hay más legitimidad que la legitimidad constitucional" y replica a la Iglesia católica que quien la ignora se aparta de la democracia. Además, advierte de que no dará ningún "paso atrás" y destaca las leyes, derechos y políticas de esta legislatura en favor de las familias.

Según Fernández, al Gobierno socialista "no le ha gustado ver en la calle a un millón y medio de personas manifestándose" en favor de la familia. "Pero conviene recordar al PSOE, ya que habla de legitimidad constitucional, que la Constitución ampara y garantiza dos derechos fundamentales: el derecho a la libertad de expresión y el derecho de manifestación", recalcó.

El diputado del PP subrayó que los socialistas se han pasado "toda la legislatura descalificando" a todos aquellos ciudadanos que se han manifestado "contra aspectos concretos de las políticas del Gobierno".

"Comprendo que ver a tanta gente en la calle les ponga nerviosos, pero eso no justifica que se intente negar el derecho de manifestación a las personas que se reunieron en la Plaza de Colón", recalcó, para preguntar si a "partir de ahora habrá que pasar la censura previa y pedir permiso al Gobierno para concentrarse".

"QUE BLANCO TOME TILA".

Fernández considera que la reacción de los socialistas evidencia que el presidente del Gobierno y el PSOE "tienen un concepto de la relación Iglesia-Estado que no es el definido por la Constitución" que, según recordó, habla de un Estado aconfesional y establece una relación de cooperación entre ambos. "El PSOE es un partido con un anticlericalismo absolutamente decimonónico y casposo", proclamó.

Finalmente recomendó al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, que "tome mucha tila para no ponerse tan nervioso" y añadió que en democracia "jamás se mata al mensajero, te guste o no el mensaje".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies